Las orquídeas Dendrobium, como las Vanda o las Cymbidium, son una variedad menos conocida que las Phalaenopsis, pero su resistencia y su capacidad para adaptarse a climas variados las hacen perfectas para decorar nuestros hogares. Su nombre se traduce literalmente como “vivir en los árboles”, ya que, como la mayoría de los tipos de orquídeas, son plantas epífitas. Si quieres saber cómo cuidar una orquídea Dendrobium, Interflora te da todas las informaciones para que puedas hacerlo en casa.

Características de la orquídea Dendrobium

Antes de pasar a los cuidados tienes que saber que las orquídeas Dendrobium cuentan con más de 1.500 especies diferentes. Gracias a su capacidad de adaptación, el hábitat natural de estas plantas es muy amplio (desde el Himalaya hasta la selva tropical), aunque predominan en ambientes tropicales. Crecen esencialmente en los árboles, pero algunas de sus variedades lo hacen también en las rocas. Las Dendrobium son las más grandes de todas las orquídeas y su flor tiene colores muy variados.
Existen dos tipos de orquídeas Dendrobium que requieren cuidados diferentes:

Dendrobium  de caña blanda: tienen pseudobulbos largos, delgados y frondosos. Sus hojas, de color verde, son caducas. Caen en invierno para volver a salir en primavera. La Dredrobium Nobile, de flor blanca, es la variedad de caña blanda más comercializada.

Dendrobium de caña dura:  también poseen pseudobulbos y sus hojas perennes son de color verde intenso. Sus tallos tienen forma de caña muy similar al bambú, y sus flores, muy bellas, nacen desde el mismo tronco, cubriéndolo por completo. Sus flores suelen ser más oscuras.

Cuidados de la orquídea Dendrobium 

Tus orquídeas Dendrobium necesitan una serie de cuidados básicos, aunque algunos son diferentes en los de caña dura y caña blanda:

¿Cómo cultivar una orquídea Dendrobium?Sustrato, maceta y abono

Como las Phalaenopsis u otras orquídeas epífitas, las Dendrobium necesitan para su cultivo un sustrato poco compacto a base de corteza de pino o carbón vegetal, que puedes encontrar en los comercios. Se debe cambiar cada uno o dos años. Utiliza de preferencia macetas transparentes que te permitirán observar sus raíces y evaluar si necesitan más o menos riego. Es mejor que las macetas sean pequeñas, ajustadas al tamaño de sus raíces. Abona tu Dendrobium Nobile en verano o primavera, cada 15 días, con un fertilizante líquido especial para orquídeas. En el caso de las de caña dura, hay que abonarlas también en invierno cada cinco semanas.

¿Cómo regar una orquídea Dendrobium?

El riego de las orquídeas es muy similar para todas las especies. Hay que regarlas con agua blanda, baja en sales minerales. Puedes utilizar agua del grifo si la dejas reposar al menos una noche.

Hay que regar las Dendrobium según su momento vegetativo y la época del año.

Para las de caña blanda, como la Nobile, la pauta de riego es una vez a la semana cuando esté creciendo, es decir en primavera y verano. Observa sus raíces, si están blanquecinas es que necesita agua, pero cuidado con el exceso de humedad. En otoño se reducen el riego a una sola vez cada pocas semanas y en invierno, cuando pierde sus hojas, solo se la riega cuando los pseudobulbos empiecen a marchitarse. 

Para las de caña dura, el riego debe ser regular todo el año, aunque se reducirá un poco en los meses más fríos. 

Luz, temperatura y humedad ideales

Las Dendrobium de caña blanda adoran la luz, eso si, nunca directa. Ponlas cerca de una ventana con luz tamizada. Las de caña dura, en cambio, no necesitan tanta luz. 

Para que florezca, no dudes en exponer tu Dendrobium de caña blanda a cambios de temperatura. Puede soportar entre 10º C por la noche y 30º C de día. No es el caso de sus hermanas de caña dura. Estas soportan temperaturas frescas pero sin excesos. En su caso deben oscilar entre 16 y 30 ºC.

Un punto muy importante para estas plantas, sea cual sea su tipo de caña,  es la humedad. Utiliza humidificadores o pon un plato de agua bajo la planta, eso sí, evita que el agua esté en contacto con las raíces colocando unas piedrecitas entre la maceta y el plato. 

¿Cómo trasplantar y podar una orquídea Dendrobium?

El proceso es el mismo para ambos tipos de Dendrobium. Lo ideal es dejarlas mínimo 1 año en su maceta y después se deben replantar cada uno o dos años, cuando las cañas hayan crecido mucho, sus raíces desborden de la maceta, el sustrato no drene correctamente o la planta no pueda enraizar en él. El cambio, se debe realizar siempre después del periodo de floración, cortando las raíces dañadas o huecas para que el resto estén sanas. 

Para podar las Dendrobium hay que seguir el mismo proceso que para el resto de las orquídeas. Esperaremos a que la planta pierda sus flores y a que su tallo empiece a amarillear. Esteriliza tus herramientas antes de cortar las flores, los tallos y las hojas muertas desde la base de la planta. Si hay brotes en el tallo, corta siempre por encima del brote todas las partes  que estén dañadas o amarillas. Esto lo permitirá que la planta crezca a partir del brote sano. Es importante que el tallo conserve hojas, ya que serán el sustento para que la orquídea florezca de nuevo.

Regalar una orquídea Dendrobium gracias a Interflora

Si quieres regalar orquídeas preciosas a tus seres queridos, Interflora pone a tu disposición una gran variedad de plantas con entrega a domicilio en menos de 24h dónde tú nos digas. Elige la orquídea Dendrobium o Phalaenopsis que más te guste y escribe una dedicatoria personalizada. Nosotros nos ocupamos de todos los detalles de la entrega para que tu regalo sea perfecto. Regala flores o plantas con Interflora y celebra los momentos más hermosos de tu vida con lo más bello que nos ofrece la naturaleza.

Dejar una respuesta