Los 7 tipos de orquídeas más bellas y fáciles de cuidar

Si te gustan las orquídeas, te habrás dado cuenta de lo maravillosas y diversas que son estas plantas. Sus especies son muy amplias y poseen unas características únicas, con requisitos específicos a la hora de plantarlas, de elegir la tierra más indicada o de regarlas.

Cuidar orquídeas es todo un arte al alcance de los amantes de esta flor exótica, a condición de conocer sus exigencias. Si quieres saber más sobre esta flor de belleza única, Interflora te explica los tipos de orquídeas que existen y sus necesidades.

Cultivar tus orquídeas

La orquídea, belleza y elegancia natural en tu hogar

Las orquídeas son un género de plantas con más de 2500 variedades. Son plantas perennes y pertenecen a una de las familias botánicas más amplias de la naturaleza, las Orchidaceae.

Su aroma delicado y su belleza única hacen de esta planta una elección perfecta para decorar tu interior. Sin embargo, no todas las clases de orquídeas son iguales.

Algunas orquídeas raras son difíciles de encontrar pero en general estas flores viven, de forma natural, en cualquier clima. Más de 30.000 clases de orquídeas se reparten por el mundo, adaptándose a los climas más dispares.

La forma de sus hojas varía según su hábitat. Las especies de lugares cálidos y húmedos suelen tener hojas delgadas, mientras que las de climas más secos tienden a tener hojas gruesas y grandes.

Las raíces de las orquídeas no suelen ser terrestres, son aéreas y tienen tubérculos que les ayudan a obtener alimento. Aunque podemos verlas en jardines, las orquídeas son plantas epifitas, es decir, suelen crecer encima de otras plantas sin ser parásitos. Además almacenan sus nutrientes y el agua que necesitan en unos pseudobulbos que les permiten así sobrevivir en caso de sequía.

¿Cuáles son los tipos de orquídeas?

Como ya hemos dicho existen muchos tipos de orquídeas, con diversas flores y colores. A continuación te explicamos las características de las clases de orquídeas más comunes, para que puedas elegir la que más te conviene según su dificultad de cultivo:

 

1. Phalaenopsis

Conocida como la orquídea mariposa, la flor de la Phalaenopsis recuerda a una mariposa en vuelo. Este tipo de orquídeas es la más común y suele ser la elección de la mayoría de principiantes, ya que son extremadamente resistentes y de fácil cultivo. Podemos encontrar esta variedad en Asia, Papúa Nueva Guinea y Australia. Sus hojas son carnosas y de un color verde intenso y les encanta crecer sobre un árbol o una roca. Normalmente, florecen en primavera y verano, pero las especies más comercializadas, lo hacen casi todo el año. Necesitan mucha iluminación (sin estar expuestas directamente a los rayos de sol) y temperaturas de entre 18 y 22 °C, lo que las hace perfectas para la decoración interior.

2. Dendrobium

Es otra de las orquídeas más comunes y fáciles de cuidar. Podemos encontrar este género en muchas partes del mundo, desde Asia a ciertas islas del Pacífico o Australia. Al igual que a la Phalaenopsis, les encanta crecer sobre un árbol o una roca. No es por nada que su nombre significa “el que vive en un árbol”. Las 1.500 especies distintas de Dendrobium poseen además una gran variedad de colores y formas, y según su tipo de caña (dura o blanda) su aspecto y sus cuidados pueden ser un poco diferentes. En general, la orquídea Dendrobium necesita una ubicación con luz abundante pero no excesiva ni directa y buena humedad ambiental.

3. Cymbidium

Conocida como la orquídea del barco, las Cymbidium se utilizan mucho en decoración y floristerías, ya que sus flores son muy duraderas y fragantes. Crecen en la cara sur del Himalaya, por lo que puede pasar una parte de la primavera y el verano en exterior, en un rincón fresco y a la sombra. Su floración se lleva a cabo en invierno y sus hojas largas y muy verdes son perennes. Necesitan una ubicación con mucha luz, sin que sea directa, y soportan temperaturas entre 18 y 26 °C.

4. Cattleya

Este género de orquídeas es muy popular y está considerada con la reina de las orquídeas debido a su color, su fragancia y a sus flores que pueden llegar a tener hasta 20 cm de diámetro. Esta planta epifita, mitad árbol mitad flor, originaria de la Amazonia, es una variedad ampliamente utilizada para ornamentar ramos y decoraciones florales. La Cattleya aprecia el calor y la humedad, así como una buena luminosidad. También necesita ser vaporizada de manera frecuente.

5. Vanda

También conocida como la orquídea de Singapur, las Vanda crecen en el sudeste asiático. Esta especie de orquídea, con flores brillantes de gran tamaño y de tonos muy variados, se puede poner en macetas colgantes, ya que naturalmente crecen suspendidas en las ramas de los árboles. Son orquídeas aéreas que se alimentan de la humedad del ambiente y necesitan mucha luz, aunque sus cuidados son muy básicos. Eso sí, tendremos que pulverizar agua en sus raíces de manera regular.

6. Cambria

Al contrario del resto de los tipos de orquídeas, la Cambria es una orquídea creada por el ser humano a través de cruces híbridos entre otras especies. Esta flor no se encuentra en estado natural, lo que no le resta belleza ni delicadeza. Este tipo de orquídeas pueden florecer en cualquier época del año con flores de colores muy diversos y es muy fácil de cultivar. Necesita, como el resto de variedades, una ubicación con luz no directa y riego habitual, con temperaturas entre 15 y 20 °C.

7. Oncidium

Llamada también orquídea lluviade oro por sus flores de un amarillo intenso, esta variedad es originaria de la parte tropical del continente Americano (México, Brasil, Colombia...). Su floración se sitúa entre el otoño y la primavera con flores que pueden variar de las amarillas clásicas para adoptar colores más cálidos como el rojo o el marrón. Los híbridos de esta planta epifita son muy resistentes y son perfectos para aquellos que nunca han tenido una orquídea. Necesitan mucha luz no directa para florecer, mucho riego y temperaturas de entre 12 y 22 °C.

Los tipos de orquídeas no se acaban aquí. La miltonia, el paphiopedilum o la odontoglossum forman parte de las orchidaceae más usadas en decoración. Hay también orquídeas raras, como la Habenaria Radiata o garza blanca, caras y difíciles de encontrar. Lo que es seguro es que, sea cual sea tu opción, la orquídea se convertirá en una planta esencial para dar a tu hogar ese toque refinado que tanto te define.

 

Disfruta de todas nuestras clases de orquídeas y de nuestros consejos para cuidar orquídeas

Orquídeas

Más Vendidas

Infografía de Guía Básica para cultivar tus Orquídeas en casa

Regalos con Flores originales para San Valentín

Con Interflora conviertes un regalo tradicional en algo de lo más original. Regalalé flores en San Valentín y sorprende con nuestras propuestas de regalos de San Valentín con flores

Ver nuestra colección de Regalos Originales de San Valentín