Recibir un ramo de rosas o una única rosa roja es un regalo maravilloso e inolvidable. Secar estas flores es una manera de preservar su belleza y de hacer que ese recuerdo tan mágico dure para siempre. Si te encantan las rosas y te gustaría conservarlas para decorar y disfrutarlas todo el año, descubre nuestros consejos para secar un ramo de rosas en casa

Entrega en 2h dès 64.99€
Ramo San Valentín dès 44.99€
Entrega en 2h dès 49.99€
dès

La belleza efímera de la rosa

Además de preciosas, las rosas son flores con un gran significado. Por eso, son la flor más regalada del mundo en todas las ocasiones, no solo en San Valentín. El único aspecto negativo de esta hermosa flor es su delicadeza. Por muchos esfuerzos que hagamos, es inevitable que los pétalos de una rosa fresca empiecen a marchitarse al cabo de unos días. Por suerte, existen varias técnicas para conservar la belleza efímera de una rosa: la preservación (o liofilización) y el secado.

En este artículo abordaremos cuatro métodos de secado diferentes para lograr que ese ramo de rosas tan especial para ti te acompañe durante muchos años. Estas opciones son bastante sencillas, pero deberás ejecutarlas correctamente para que tus rosas secas no se estropeen. Lo más importante es que no dejes pasar mucho tiempo antes de secar tu ramo. Cuanto más abiertas estén las rosas, el resultado será menos estético y los pétalos podrán desprenderse del tallo. 

¿Cómo secar rosas boca abajo?

El secado boca abajo es el método más tradicional y el más conocido para secar rosas y todo tipo de flores. Es tan sencillo como atar las rosas que deseamos secar en un ramillete y colgarlas boca abajo para que se sequen al aire. La clave es elegir un lugar oscuro, seco y bien ventilado, donde las flores vayan perdiendo humedad progresivamente. Al cabo de unas dos o cuatro semanas, comprueba si las flores están crujientes. De ser así, tu ramo estará listo. Por último, sella el ramo aplicando laca sin perfume de manera homogénea en toda la superficie.

¿Cómo secar rosas en el horno?

El horno es un gran aliado si queremos acelerar el proceso de secado de las rosas. Eso sí, las rosas son flores delicadas y deberás tener mucho cuidado con los tiempos y la temperatura. Solo necesitas extenderlas en una bandeja de horno y dejarlas durante unas tres horas a una temperatura constante de 38ºC, hasta que veas que están crujientes. Pasado este tiempo, te recomendamos que las dejes enfriar con el horno ya apagado y que apliques la laca cuando ya se hayan enfriado. Como cada horno es diferente, supervisa constantemente el proceso para comprobar que los pétalos no se queman.

¿Cómo secar rosas con gel de sílice?

El gel o arena de sílice es un material poroso fácil de encontrar que presenta varias ventajas, principalmente porque absorbe rápido la humedad y no altera el aspecto original de la flor natural. Para secar rosas con gel de sílice, necesitarás un recipiente hermético y opaco. Prepara un lecho de unos dos centímetros de arena de sílice y coloca encima las rosas (con o sin tallo). Cubre por completo las flores con más sílice sin deformarlas y déjalas secar con el recipiente bien cerrado entre cinco días y  una semana aproximadamente. Después, solo quedará abrirlo y limpiar cada rosa con cuidado.

¿Cómo secar rosas en el microondas?

Este método combina el calor del microondas con las propiedades absorbentes del sílice, por lo que el secado de las rosas será aún más rápido. Solo necesitas colocar las rosas sobre una capa de arena de sílice en una bandeja apta para microondas y calentarlas durante tres minutos a máxima potencia. Después, déjalas reposar durante 24 horas hasta que se enfríen bien. Si vas a utilizar el microondas, te recomendamos que cortes los tallos de las rosas para secar más de una vez. Los cogollos y los pétalos de rosa secos se utilizan mucho en decoración.

Entrega en 2h dès 64.99€
Ramo San Valentín dès 44.99€
Entrega en 2h dès 49.99€
dès

Bonus: ¿cómo secar rosas en un libro?

Los cuatro métodos anteriores te permiten secar rosas de manera más o menos rápida y conservar su forma original. No obstante, existe un quinto método: el prensado. ¿Quién no ha secado nunca una flor en un libro para preservar un bonito recuerdo eternamente? La principal ventaja de esta técnica es que nos permite despreocuparnos, ya que basta con introducir la rosa en el centro de un libro y dejarla secar.  En este caso, la flor se aplastará y no podremos utilizarla para recomponer un ramo, pero sí para decorar cuadros, marcapáginas, tarjetas, velas, cuadernos… ¡Atrévete a crear tus propias decoraciones con flores y hojas de plantas prensadas!

Consejos para cuidar rosas secas

Como es lógico, las rosas secas no requieren grandes cuidados en comparación con los ramos de rosas naturales. Esto se debe a que, tras el secado, las rosas pierden su humedad y dejan de ser un organismo vivo, por lo que ni se marchitan ni siguen creciendo. Sin embargo, si vamos a utilizarlas como decoración, es importante tomar ciertas precauciones para que su aspecto sea bonito y duren aún más tiempo. 

Si vas a colocarlas en un jarrón, lo primero de todo es que no lo llenes con agua. Como acabamos de explicar, las rosas secas ya no son organismos vivos y el agua las pudriría. Del mismo modo, no utilices tus rosas y flores secas como decoración exterior, ya que el mal tiempo, el frío y la humedad no harían más que deteriorarlas.

Cada cierto tiempo, te recomendamos limpiar el polvo para mantener las rosas limpias. Para que no se rompan, te recomendamos que las coloques boca abajo y pases ligeramente un plumero suave siguiendo el sentido de los pétalos. También puedes utilizar un secador a poca velocidad y temperatura baja. Las flores secas son muy quebradizas, por lo que debes tener cuidado. Con el paso del tiempo, las flores irán perdiendo color pero, con el mimo y los cuidados adecuados, tus rosas secas podrán durar entre cuatro y diez años.

rosa seca
Entrega en 2h dès 64.99€
Ramo San Valentín dès 44.99€
Entrega en 2h dès 49.99€
dès

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio