Hay una flor elegante y hermosa que ha sido inspiración para poetas y pintores: la rosa. Símbolo de amor en tramas llevadas al cine y en la literatura, las rosas aparecen en tantas y tantas historias que necesitaríamos infinitos artículos para poder citarlas. 
Hoy nos quedamos con algunos mitos y leyendas que tienen a la flor del amor como protagonista. Desde Cupido al Jardín del Edén de Adán y Eva. Desde la leyenda de la rosa creada por Andersen en La rosa más bella del mundo hasta el legado que nos dejó Shakespeare. En Interflora queremos descubrirte algunos de los mitos y leyendas de la rosa más emblemáticos. 

Si quieres regalar rosas para San Valentín o si has tenido la suerte de recibir un bello ramo de rosas de amor, conoce la historia y los mitos de la rosa y déjate seducir por la más encantadora de las flores. 

El mito de Cupido y las rosas como símbolo de amor

La mitología griega y romana nos regalan crónicas en las que la flor del amor es la estrella. Aparte de la historia de amor entre Adonis y Afrodita, la más conocida es la de Cupido, dios del amor, hijo de Venus, diosa de la belleza y de Marte, dios de la guerra. 

La leyenda cuenta que Venus estaba muy celosa de una bella princesa mortal llamada Psique (alma), cuya hermosura era abrumadora. La diosa mandó a su hijo Cupido que le disparara una flecha envenenada. Sin embargo, el joven dios no lo hizo, y se enamoró de ella perdidamente. El amor entre mortales y dioses estaba prohibido, por eso, para continuar con su romance, acordaron que Psique jamás pudiera ver el rostro de su enamorado. 

El triunfo del amor llena la tierra de rosas

Ni Venus ni las hermanas de la muchacha aprobaban esa unión, así que convencieron a Psique para que descubriera el rostro a su amante. Fue entonces cuando Cupido la abandonó. La joven pidió ayuda a Venus, quien encontró la manera perfecta de vengarse de ella imponiéndole una serie de duros retos para recuperar a Cupido, que la joven fue superando gracias a la fuerza de su amor. Lo que no sabía era que la última prueba era una trampa: debía bajar al infierno y rescatar la poción mágica de Perséfone. Así, la diosa poseería la belleza infinita. La chica no pudo resistir la tentación y abrió el cofre de la pócima cayendo en un sueño mortal. Sin embargo, Júpiter, rey de los dioses, conmovido por la valentía de la joven, actuó para que triunfara el amor e hizo que Cupido llevara a Psique al Olimpo, donde le dio a beber el néctar, la bebida de los dioses, convirtiéndola así en inmortal. Para celebrar su felicidad, Júpiter pidió que llenaran la tierra de rosas.

Leyendas de la rosa desde el Edén hasta los cuentos clásicos

Las historias míticas sobre las rosas también presiden el cristianismo, que nos dice que ya había decenas de estas flores en el jardín del Edén. De hecho, una leyenda de inspiración bíblica narra que Eva, embelesada por su perfume y belleza, se inclinó para besar una de ellas. La flor se ruborizó tanto que dio lugar a la aparición de la primera rosa roja. 

Si hablamos de relatos románticos, y también trágicos, no podíamos dejar de mencionar a Romeo y Julieta, obra de Shakespeare. Los Montesco y los Capuleto, dos clanes importantes de Verona y famosos por su enemistad, no aceptan la unión de sus hijos. Ajenos a la hostilidad que había entre las familias, ambos viven un romance tan intenso como dramático. Una relación con final triste, ya que los amantes mueren al defender su amor prohibido. Bastan estas palabras de Julieta para sumar más motivos a la leyenda de la rosa:“¿Por qué no tomas otro nombre? La rosa no dejaría de ser rosa, tampoco dejaría de esparcir su aroma, aunque se llamara de otra manera. Asimismo, mi adorado Romeo, pese a que tuviera otro nombre, conservaría todas las buenas cualidades de su alma, que no las tiene por herencia.”

Los cuentos clásicos y Andersen

Los cuentos de hadas son otros de esos relatos en los que las rosas se perpetúan como signo de flechazo. La Bella Durmiente o La Bella y la Bestia son dos ejemplos. Se trata de historias propias del folclore medieval centroeuropeo, céltico y también del nórdico, repletas de rosas. 

Tanto como el cuento de La rosa más bella del mundo, del danés Hans Christian Andersen. Un relato que habla de una reina que amaba las rosas sobre todas las flores, poseyendo cientos y cientos en su palacio. Sin embargo, la reina estaba enferma y su vida dependía de que pudiera ver la rosa más hermosa del mundo, la que expresara el amor puro y sublime. Tras mucho buscar, y cuando todo parecía perdido, el hijo de la reina encontró la rosa salvadora, la que reflejaba el amor supremo, en un libro de liturgia: una rosa de leyenda que brotó de la sangre de Cristo en el árbol de la Cruz.

Rosas preciosas para amores de leyenda

En muchos amores de leyenda, la rosa es un símbolo recurrente, como regalo o como detalle que simboliza el amor. Pero no solo la mitología o la literatura nos ha dejado amores inolvidables, la leyenda de la rosa sigue creciendo sin duda con el cine. Por ejemplo, en varias escenas de la película «Titanic» de James Cameron, Jack le da a Rose una rosa que simboliza su amor apasionado y, por desgracia, efímero. Rhett Butler, el protagonista masculino de la cinematográfica novela «Lo que el viento se llevó», de Margaret Mitchell, regala a Scarlett O’Hara una rosa en varias ocasiones, simbolizando su amor y deseo de estar juntos. En la novela de Emily Bronte “Cumbres borrascosas”, Heathcliff regala a Catherine una rosa como símbolo de un amor imposible y en la saga literaria y cinematográfica “Crepúsculo”, de Stephanie Meyer, Edward regala a Bella un ramillete de rosas rojas que simbolizan amor y protección.

Regala un ramo de flores en San Valentín y participa a la leyenda de las rosas

El mito de la rosa sigue creciendo cada día, en parte ampliado por todas esas parejas que, para el día de San Valentín, deciden regalarse rosas rojas, blancas o de otros colores como símbolo del amor que sienten, cada uno a su estilo y en armonía con su idea de pareja. 
Por eso, si quieres regalar rosas este San Valentín, en Interflora tenemos ramos para todos los gustos.

  • Kiss es un homenaje a la ternura, con sus rosas ramificadas de color rosa palo, combinadas con las otras flores elegantes.
  • Declaración reúne a las dos rosas protagonistas de San Valentín en un ramo rebosante de matices, entregado con jarrón y todo
  • Mientras que Amor Infinito es una armoniosa paleta de colores realizada con una amplia gama de rosas frescas seleccionadas minuciosamente, ¡la quintaesencia del amor en estado puro!
Enamorados con flores para San Valentín

1 comentario en “Mitos y leyendas sobre las rosas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio