El árbol de Navidad es uno de los grandes protagonistas de la decoración navideña. Estamos tan habituados a su presencia durante las fiestas que ni siquiera nos preguntamos cuál es su historia ni el origen de esta tradición. En este artículo te explicamos todo sobre esta costumbre que se repite cada año y su significado, ¡seguro que te sorprenderá!

decorar el arbol de navidad con la familia

El origen del árbol de Navidad

El origen del árbol de Navidad está ligado a la historia de San Bonifacio. Durante el siglo VIII, cuando era sacerdote, viajó por toda Alemania para evangelizar a sus pueblos. Cuenta la leyenda que, en la víspera de Navidad, evitó que un grupo de paganos sacrificara a un niño para ofrecérselo al dios Thor. El sacrificio se iba a producir a los pies de un roble sagrado para esta comunidad. San Bonifacio derribó el roble de Thor e invitó a los paganos a reunirse en torno a un nuevo árbol, un pino cercano, al que denominó árbol del Niño Jesús para celebrar su nacimiento.

Además, San Bonifacio decoró este primer árbol de Navidad con manzanas y velas, que simbolizaban las tentaciones y la luz de Cristo. Con el paso del tiempo, estos adornos se fueron convirtiendo en bolas, luces y otros adornos navideños.

La tradición del árbol de Navidad en Europa

El árbol de Navidad es también un elemento decorativo imprescindible en nuestras ciudades. El origen de la tradición de decorar nuestras plazas y calles con un abeto se atribuye a Tallín, la capital de Estonia.

Todo empezó en las navidades de 1441. Un grupo de hombres solteros, mercaderes y empresarios de la zona que se hacían llamar los Brotherhood of Blackheads (la Hermandad de las Cabezas Negras) decidieron colocar un árbol dentro de la sede de su hermandad durante las fiestas. La noche del día de Navidad llevaron el árbol a la plaza del Ayuntamiento de Tallín y allí empezaron a bailar a su alrededor organizando una fiesta.

Parece ser que la idea gustó y poco a poco se fue estableciendo que durante los días de Navidad se colocase un árbol decorado en la plaza principal. Allí se reunían la noche de Navidad los solteros y los jóvenes y, tras unas horas de baile y diversión, quemaban el árbol. Esta ceremonia se fue popularizando por el norte de Europa y los árboles de Navidad empezaron a colocarse también en las plazas más importantes de otras ciudades. Las crónicas nos cuentan que estos árboles se decoraban con manzanas, frutos secos, dátiles y flores de papel que los niños recogían en el día de Navidad.

En España, el primer árbol de Navidad se colocó en 1870 en Madrid. Fue una princesa de origen ruso, Sofia Troubetzkoy, quien instauró la costumbre de decorar nuestros hogares en Navidad con un árbol repleto de luces y adornos. ¿Desea saber más sobre la decoración del árbol de Navidad? Entonces no dude en consultar nuestra página dedicada.

Árbol de navidad decorado

Y si desea saber la fecha en la que se recomienda poner su árbol de Navidad en casa, no dude en consultar nuestro artículo dedicado: ¿Cuándo se pone el árbol de Navidad en casa?

El significado del árbol de Navidad

Los árboles se han asociado desde la antigüedad con la fertilidad y la regeneración. En la tradición cristiana, el árbol de Navidad representa la eternidad al ser perenne y la Santísima Trinidad por su forma cónica. Su color verde simboliza la vida y la esperanza. Al apuntar hacia el cielo, también se cree que señala el paraíso.
El significado árbol de navidad blanco radica en su simbolismo de pureza y elegancia, aportando un toque único a la decoración navideña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio