Se acerca la noche más aterradora del año y va siendo hora de pensar en el disfraz y la decoración de tu casa. A la hora de idear la decoración de Halloween, lo primero que nos viene a la cabeza son calabazas, calaveras, fantasmas y bichos horripilantes, todo ello ambientado en tonos oscuros y tenebrosos. Si estás buscando algo especial que se salga de lo convencional, en Interflora tenemos las mejores ideas de decoración para Halloween para los amantes de las flores y plantas. Con unos simples arreglos, conseguirás crear adornos florales fuera de lo común con el toque espeluznante y terrorífico propio de la festividad.

Coronas de flores naranjas y amarillas

Ideales para decorar la entrada de tu casa, las guirnaldas y coronas son adornos versátiles y tan fáciles de hacer que los niños podrán participar en el proceso. Puedes crear tu propia corona desde cero con un alambre o papel de periódico enrollado, el cual se forra con cinta adhesiva para elaborar la estructura sobre la que se añadirán los elementos decorativos. Otra opción es comprar una corona sencilla que te sirva de base.

Para decorar tu corona floral de Halloween, te recomendamos elegir flores en tonos naranjas y amarillas como gerberas, girasoles o crisantemos. Agrega ramas secas con bayas o pequeños detalles aterradores como murciélagos, brujas o calaveras para completar la corona.

Centros de mesa para Halloween

Los centros de mesa son un elemento decorativo que mejora de inmediato su estética y que se adaptan a cualquier festividad para ambientar una estancia con elegancia. Una manera fantástica de incorporar flores en la decoración de Halloween en tu casa.

Escoge un arreglo con flores otoñales, ya sean frescas o secas, en tonos acorde con el resto de la decoración de Halloween de tu hogar: gerberas moradas, lirios naranjas, rosas blancas, crisantemos rojos o girasoles. ¿Quieres dar un paso más allá y aportar un aire espeluznante a tu centro de flores?: incorpora pequeñas arañas, serpientes e insectos de plástico o estira una telaraña falsa por toda la composición. ¡Quedará impresionante!

Jarrones para Halloween diferentes

Si no te quieres romper mucho la cabeza, fíjate en los jarrones. Podrás transformar tu arreglo floral para Halloween de la manera más fácil: ¡solo hay que cambiar el recipiente!

  1. Jarrón de calavera: compra una calavera de plástico con tapa y retírala. Sitúa un recipiente con agua dentro de la calavera para poner las flores. Si la calavera es blanca, opta por flores de tonos oscuros como rosas rojas o gerberas moradas para conseguir un contraste acentuado. Otra alternativa es decorar la calavera agregando sombras o pintándola de un color que conjunte con tu arreglo floral.
  2. Jarrón-momia: envuelve unos tarros de cristal o tus jarrones favoritos con vendas o rollos de algodón blanco. Después, pega unos ojos de plástico para convertirlo en momia y coloca un ramo de flores otoñales en cada uno de ellos.
  3. Maceta de calabaza: muy fácil y rápido de hacer, solo tienes que cortar la parte superior de la calabaza y vaciar el interior. Después, decora tu maceta de calabaza con un arreglo de flores naranjas, amarillas, rojas o moradas. Para que quede más terrorífico, puedes tallar unos ojos, nariz y boca en la calabaza, incluso iluminarla por dentro con luces led.

Arreglos con flores amarillas y naranjas para Halloween

Las composiciones de Interflora centradas en flores amarillas y naranjas son opciones seguras para ambientar tu hogar en Halloween. Dales una vuelta de turca con las ideas que te hemos propuesto y deja volar la imaginación para crear arreglos florales que sorprenda a todo el mundo.

  • Madeira: un centro otoñal con flores naranjas, incorpora detalles escalofriantes como murciélagos, calaveras o serpientes en la decoración y obtendrás un centro de mesa que no pasará desapercibido.
  • Atlántico: un sofisticado ramo compuesto de rosas y lirios naranjas, quedará ideal en un jarrón-momia con unas arañas de plástico o en una maceta hecha de calabaza.
  • Caspio: un arreglo con una mezcla de colores propia de Halloween: gerberas naranjas y rosas amarillas, junto con otras variedades en blanco y violeta.
  • Mauricio: sencilla y elegante, esta composición de gerberas naranjas y rosas rojas quedará perfecta como centro de mesa o en un jarrón de calavera con una telaraña falsa sobre ella.

Dejar una respuesta