La cremación o incineración es un proceso por el cual el cuerpo de un difunto se reduce a cenizas, tras pasar por un horno crematorio donde los restos del fallecido se exponen a altas temperaturas. La incineración, que se rige por sus propias normas y requiere arreglos florales adaptados, debe su desarrollo a la evolución de nuestras sociedades. Si quieres saber qué flores elegir para una incineración, en este artículo podrás leer:  

  • ¿Qué es la incineración?
  • Una práctica que evoluciona
  • ¿Por qué elegir la cremación?
  • Un uso muy urbano
  • Libertad de elección
  • ¿Dónde se depositan las flores en una incineración?
  • ¿Qué flores y decoración elegir para la incineración?

¿Qué es la incineración?

La incineración o cremación es el acto de reducir a cenizas el cuerpo de una persona fallecida en un crematorio (público o privado). Las cenizas del fallecido se recogen en una urna antes de ser enterradas, esparcidas o expuestas en un columbario. La incineración, que puede o no ir acompañada de una ceremonia en un lugar de culto, es diferente de la inhumación, en la que el difunto es enterrado con homenajes religiosos. El entierro es aún la ceremonia funeraria más elegida, aunque la cremación está ganando mucho terreno debido a las transformaciones que vive nuestra sociedad. Las flores para funeral y las flores para tanatorios acompañan esta transformación, adaptándose tanto en sus variedades como en sus formatos. 

Una práctica que evoluciona

Incineración

La incineración es una práctica llevada a cabo desde la noche de los tiempos por muchas y diversas culturas, pero solo es tolerada por la Iglesia Católica desde 1963. Según la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), la incineración ya representa más del 45% de los servicios funerarios en España y se estima que en 2025 alcanzará el 60%. Una tendencia creciente desde la instalación del primer horno crematorio en España en 1973, que está también en aumento en todos los países de nuestro entorno.
España se sitúa, en porcentaje de cremaciones, por detrás de los países del centro y norte de Europa, pero a la cabeza de los países mediterráneos, con más hornos crematorios (487) que Francia (185) o Alemania (159), según The Cremation Society y EFFS (European Association of Funeral Services) (datos de Francia y Alemania en 2019) y Panasef (datos de España en 2020). En el norte de Europa, las cremaciones superan el 80% del total de las ceremonias funerarias.

¿Por qué elegir la cremación?

Según los especialistas, el importante descenso de los entierros en favor de las incineraciones puede explicarse por varias razones. En primer lugar, está la disminución de las prácticas religiosas, que va acompañada del deseo de organizar rituales sencillos y más respetuosos con el medio ambiente. La cremación también responde al deseo del fallecido de no convertirse en una carga humana y económica para sus familiares.

Un uso muy urbano

En España, la incineración está más extendida en las zonas urbanas que en las rurales.
Según la Panasef, en los últimos años, algunas capitales de provincia como Málaga o Sevilla han superado el 70% de incineraciones. Según la asociación, la tasa sube rápidamente en las localidades que instalan su primer horno crematorio, aunque la velocidad de aumento es superior en zonas urbanas que en rurales. A nivel europeo, existe una verdadera disparidad en esta práctica entre los países del norte y del sur de la Unión. Por ejemplo, las incineraciones representan el 95% de los funerales en Dinamarca, frente a solo el 13% en Italia.

Libertad de elección

La incineración es, por lo general, un proceso menos costoso que la inhumación y permite una mayor libertad en la organización de la ceremonia. Sobre todo en lo que respecta a la decoración y a la elección de las flores para difuntos, para lo que se pueden utilizar distintos centros de flores funerarias, cruces de flores o coronas de flores, o a la elección de los textos que se quieren leer y la música. Sin embargo, si bien la cremación está permitida en las religiones católica, protestante y budista, está prohibida en el Islam y en la religión judía.

¿Dónde se depositan las flores en una incineración?

Flores cremación

Las flores para difuntos son símbolo de respeto y amor en un funeral, y rinden un último homenaje sincero y lleno de sentimiento a la persona que se va.
En una ceremonia funeraria seguida de un entierro, las flores para difuntos acompañan al fallecido en el velatorio y se trasladan después con el féretro desde el tanatorio al cementerio, para adornar la tumba o nicho. 
Cuando se trata de una cremación, lo más normal es que las coronas u otras flores para difuntos recibidas sean trasladadas a la sala crematoria en la que la familia se despedirá del difunto antes de la incineración. Pueden utilizarse para decorar la sala de luto o colocarse en el ataúd antes de la cremación. Una vez recogidas las cenizas, si el funeral no se celebra inmediatamente o si se van a guardar las cenizas en casa, la familia decidirá qué hacer con las flores. En caso de que las cenizas vayan a recibir sepultura en un columbario o en un nicho en el cementerio, hay que tener en cuenta que colocar flores en estos espacios es bastante complicado, por lo que es más aconsejable optar por ramos funerarios.

¿Qué flores y decoración elegir para la incineración?

La decoración floral elegida para una incineración es más libre en cuanto a las formas y colores de los arreglos.
Sin embargo, el tipo de flores para funeral está muy regulado por razones obvias de salud y seguridad. En una cremación, está prohibido quemar flores con el ataúd, por lo que se entregarán a la familia. 
Las flores funerarias más usadas para la cremación son las rosas sueltas, los ramos de flores cortadas y las creaciones florales realizadas con materiales naturales y adecuados. Otra alternativa son los almohadones funerarios hechos con flores naturales, especialmente seleccionadas para este tipo de ocasiones tan delicadas. Si tienes dudas, tu florista podrá asesorarte en cuanto a las flores más adecuadas para cada ceremonia funeraria. No dudes en darle el máximo de información posible acerca del lugar donde se colocará la urna de las cenizas o si estas van a ser dispersadas en algún lugar especial. 

Dejar una respuesta