La despedida de un ser querido siempre es una situación muy dolorosa. Por eso, es habitual enviar regalos a la familia después del funeral en señal de respeto y apoyo. Descubre cómo expresar tu simpatía y condolencias con flores y plantas tras un fallecimiento.

Enviar flores antes y después del funeral

En nuestra cultura es tradición enviar flores tras un fallecimiento. Los diferentes tipos de flores funerarias nos permiten transmitir nuestro pésame y condolencias a la familia y acompañarlos en este difícil momento. Los arreglos de flores para funeral se envían directamente al tanatorio, al cementerio o a la iglesia antes de la ceremonia y son menos adecuados para enviar al domicilio del fallecido.

Si deseamos mostrar nuestro apoyo con flores a la familia durante el duelo, podemos elegir otras opciones más adecuadas una vez celebrado el entierro. De hecho, en muchas culturas es habitual agasajar a la familia con regalos de simpatía que inviten a recordar al fallecido y que sirvan de consuelo.

Regalos de simpatía tras un fallecimiento

Cuando llega el momento de despedir a alguien cercano, las personas allegadas pueden compartir pequeños obsequios a modo de homenaje al fallecido. Estos detalles son un signo de solidaridad, apoyo, aprecio, compañía y respeto. Los regalos de simpatía deben adaptarse a las tradiciones, la cultura y la religión de la familia, o al deseo expreso del fallecido.

Tipos de regalos de simpatía

Aunque las flores y plantas suelen ser los regalos más habituales tras un fallecimiento, algunas culturas prefieren el envío de alimentos como señal de afecto. Es el caso en la religión musulmana y judía. Una cesta de productos variados o de fruta puede ser un buen detalle para enviar nuestras condolencias sinceras a la familia. Te recomendamos acompañarla de una tarjeta con un mensaje de pésame.

Un álbum de fotos es también una bonita manera de homenajear a un fallecido. Además, confeccionar un libro de fotografías y repasar los momentos vividos juntos puede servir para aliviar la tristeza del duelo. Las fotografías ayudan a simbolizar nuestro cariño eterno por una persona y a recordarla para siempre.

Flores para reconfortar a la familia

Despedir a un ser querido es una situación dura y, para algunas personas, las flores pueden resultar reconfortantes durante el proceso de duelo. Las flores de simpatía son una excelente alternativa para consolar a los familiares de ese ser querido y demostrarles que compartimos su dolor y honramos la memoria del fallecido.

Tras el funeral, o unos días después del fallecimiento, podemos enviar flores de simpatía a la familia o amigos del difunto que plasmen nuestro pesar por su reciente pérdida. En este caso, recomendamos tanto los ramos de flores como los pequeños arreglos, como cestas o centros. Puedes acompañar tus flores de un jarrón y un mensaje de condolencia.

Plantas para acompañar en el duelo

Las plantas con o sin flor son una excelente muestra de simpatía durante el duelo. Nos ayudan a recordar al fallecido mientras alegran el luto con su presencia. Para muchas personas, cuidar plantas puede resultar terapéutico, así que regalar una planta tras un fallecimiento constituye un gran gesto de apoyo.

Los árboles y las plantas son un bonito recuerdo y ayudan a sobrellevar la pérdida de un ser querido. Aunque recibir cualquier tipo de planta siempre es motivo de alegría, es importante adaptar tu regalo a la situación de cada persona. Por ejemplo, si vive en una casa con jardín, puedes regalarle una especie que pueda sembrar y ver crecer. Para nosotros, una planta es perfecta para mantener siempre presente a un ser querido.

Dejar una respuesta