Las margaritas son plantas muy fáciles de cuidar, por eso son ideales para principiantes en jardinería. En este artículo te contamos todos los consejos de cuidado que necesitas para cultivar plantas de margarita en tu jardín o en maceta y disfrutar de su bonita floración

Ramo de margaritas

Características de la flor de la margarita

La margarita es la flor de la primavera por excelencia. ¿Quién no ha jugado alguna vez a: “Me quiere, no me quiere” mientras deshojaba una margarita? Aunque las margaritas blancas sean las más populares, esta flor crece en todo el mundo y podemos encontrar infinidad de variedades como la Margarita africana o la Dimorfoteca.

La planta de la margarita es de tipo arbusto, con tallos leñosos y flores de diferentes colores y tamaños en función de la variedad. Aunque crecen de manera silvestre, son una variedad ideal para cultivar en nuestro jardín o en macetas. Como las margaritas son flores muy resistentes, es común encontrarlas también en los ramos de flores.

Ramo de Margaritas blancas - Inocencia desde 32.99 €
Atenea desde 29.99 €
Gracias con flores desde 37.99 €
Boda Ideal desde 59.99 €

Consejos para cultivar y cuidar tus margaritas

Si te encantan las margaritas y has decidido cultivarlas en tu jardín o en una maceta en tu balcón o terraza, te contamos algunos cuidados básicos que deberás tener en cuenta para alargar su belleza y su floración. Toma nota de estos consejos de cuidado y disfruta de la sencillez y el colorido de una flor tan bonita como la margarita.

¿En qué época se plantan las margaritas?

Si quieres disfrutar de su floración en su momento idóneo, la mejor época para plantar margaritas es la primavera. Al poco tiempo las verás florecer y desplegar toda la magia y el colorido de sus pétalos. Puedes plantar tus margaritas directamente en tu jardín, o en macetas en tu balcón o terraza. Si optas por las semillas, ten en cuenta que el proceso de crecimiento de las semillas es más lento y tardarás más en verlas florecer.

¿Qué luz y temperatura necesitan las margaritas?

Las margaritas necesitan una gran cantidad de sol. Pueden crecer en pleno sol, pero también en semisombra. Coloca la planta en un lugar muy iluminado y procura que reciba varias horas de luz solar al día. Su temperatura ideal oscila entre los 15º y los 25º C. Sin embargo, las margaritas son plantas resistentes que aguantan muy bien las temperaturas extremas del verano y el invierno, incluso las heladas.

Margaritas blancas

¿Cada cuánto regar las margaritas?

Las margaritas necesitan un riego frecuente, pero debes vigilar mucho el exceso de agua. En verano, es preferible regar tus margaritas con frecuencia, cada dos o tres días, pero con poca agua. El encharcamiento del sustrato podría provocar que la planta se pudra. En invierno, un riego cada 15 días será suficiente.

¿Es necesario podar y abonar las margaritas?

Para que tus margaritas crezcan más sanas, recomendamos podar los tallos secos cuando sea necesario. En general, la poda se realiza en verano y otoño. En cuanto al abono, puedes utilizar un fertilizante de jardinería específico una vez al mes para favorecer el desarrollo de la planta y las raíces. Además, deberás prestar atención a las enfermedades y plagas, aunque las margaritas son especies bastante resistentes.

Podar margaritas

¿Cuándo regalar un ramo de margaritas?

¿Es necesario podar y abonar las margaritas?

Un ramo de margaritas es el mejor complemento para acompañar tus sentimientos, demostrar tu cariño y tu agradecimiento o, simplemente, tener un detalle con alguien. Las margaritas están repletas de significado y combinan a la perfección con otras flores, como las rosas. Te dejamos tres situaciones en las que regalar un ramo de margaritas, aunque, para nosotros, cualquier ocasión es buena: 

  • Algunas personas no saben que las margaritas blancas representan el amor puro y sincero. Envía a tu pareja un ramo de margaritas y dile todo lo que sientes con estas flores.
  • La margarita blanca es perfecta para felicitar un nacimiento. Elige un arreglo floral con margaritas y da la bienvenida a ese nuevo miembro de la familia.
  • Elige un ramo de margaritas blancas para enviar una felicitación de cumpleaños. Se trata de un detalle único y sencillo que dejará huella.
margaritas azules en maceta

¿Cómo cuidar un ramo de margaritas frescas?

Si quieres regalar tus propios ramos de margaritas, los tallos de esta planta se pueden cortar sin problema. Eso sí, procura podar tu planta de manera ordenada para que no pierda frondosidad. Tanto si has recibido un ramo como si lo has preparado tú, es importante que le procures los cuidados adecuados para mantenerlo fresco durante mucho tiempo. Para ello, solo deberás cambiar el agua con frecuencia y retirar las hojas verdes para que no se pudran.

Ramo de Margaritas blancas - Inocencia desde 32.99 €
Atenea desde 29.99 €
Gracias con flores desde 37.99 €
Boda Ideal desde 59.99 €

4 comentarios en “Cuidados de la margarita: la flor más sencilla y alegre”

  1. M. Carmen Portillo

    Me viene estupendo está información, las regaba a diario y estaba fea, espero con esta recomendación mejorarlas y disfrutar más de la floración Gracias

  2. Tengo tiestos de margaritas cuyas ramas crecen y crecen , hasta casi dos metros y no florecen, ¿Por qué? ¿Qué tengo que hacer para que no crezcan tanto y florezcan?

    1. Estimada lectora, ¡gracias por su comentario! Las margaritas que crecen en altura sin florecer, posiblemente no estén recibiendo suficiente luz o tienen exceso de nitrógeno. Asegúrese de que estén en un lugar bien iluminado y revise el tipo de fertilizante que está utilizando. Puede podar las ramas más largas para promover un crecimiento más compacto y fomentar la floración. ¡Espero que pronto pueda disfrutar de sus margaritas en flor!

    2. Tengo mis margaritas que plante desde semilla, y desde hace como 2 meses que pararon de crecer, se quedaron pequeñas y nose porque): no miden más de 10cm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio