Cada año nos rompemos la cabeza para encontrar el regalo perfecto para nuestra pareja, familiares y amigos; ese con el que estamos seguros de arrancarles la mejor de las sonrisas. Pero ¿qué pasa con el envoltorio? Aunque es verdad que, al final, lo importante está en el interior, un regalo no se recibe de la misma manera si el envoltorio deja mucho que desear… 

En este artículo hemos preparado cinco ideas para envolver tus regalos de Navidad con flores y plantas para personalizarlos hasta el mínimo detalle y sorprender aún más a tus seres queridos. Con solo dedicar un poco de nuestro tiempo, multiplicaremos la ilusión y la felicidad de la persona a la que va dirigido el regalo. ¡Manos a la obra!

Regalos envueltos con flores frescas

Las flores por sí solas ya son un regalo extraordinario, y si acompañan a otro, lo son aún más. La idea es sencilla: envolver el regalo con papel y decorar con una cinta que sujete una o varias flores frescas. No obstante, deberás tener en cuenta una serie de aspectos para dotar de equilibrio a la composición:

  • Elige primero la flor: el color te ayudará a seleccionar el resto de elementos de tu envoltorio.
  • Escoge el tipo y el color del papel y de la cinta según la flor que hayas elegido: puedes crear contrastes de tonos y texturas o apostar por una misma gama cromática.
  • ¿Una o varias flores?: fíjate en el tamaño del regalo y de la flor, te dará una idea de cuántas puedes colocar y de dónde para que no quede exagerado ni desequilibrado.

Coronas y árboles de Navidad en formato mini para tu regalo

Si buscas una propuesta sencilla y económica, fabrica una pequeña corona de adviento o un árbol de Navidad para los envoltorios de tus regalos. ¡El resultado no podrá ser más navideño!

  • Escoge un papel kraft de tono neutro para envolver el regalo junto con un cordel para darle un toque más rústico.
  • Busca una pequeña rama de pino o de abeto que recuerde a un árbol de Navidad y colócala sobre el paquete con celofán decorativo.
  • Para la corona, crea un círculo con varios ramilletes y sujétalos con el cordel.
  • Puedes optar por un estilo minimalista sin agregar más ornamentos o decorar con bayas y flores para añadir color.

Envolver regalos con plantas de Navidad

La opción más navideña se centra en utilizar plantas y flores típicas de esta época, como ramilletes de abeto, de acebo con frutos o poinsettias. Elige tonalidades en rojo, verde, blanco y dorado para el papel de envolver, las cintas y otros elementos que combinen de forma armoniosa con el resto de la decoración de tu hogar. El árbol de Navidad quedará perfecto con estos regalos tan festivos.

Envoltorios con ramilletes de flores secas

Si quieres añadir un toque vintage a tus envoltorios de regalo, esta idea es perfecta para ti. Puedes utilizar flores ya secas o ramos de flores frescas y secarlos mediante unas sencillas técnicas. Opta por un papel kraft en tonos apagados, como el ocre o uno que recuerde a un periódico antiguo, y elige una cinta decorativa azul marino, violeta o burdeos para aportar una nota de color. Coloca el ramillete de flores secas, ¡y listo!

Regalos decorados con plantas aromáticas

No hay duda de que con este método dejarás huella, no solo por el aspecto del regalo, sino también por el perfume que desprenderá. Existen numerosas plantas aromáticas que florecen en invierno y que son perfectas para envolver los regalos de Navidad, como la lavanda, el romero o el  jazmín amarillo.

Para lograr envoltorios con un estilo rústico creativo y original, te recomendamos usar papel kraft monocromático junto con una cinta de yute en tonos neutros; realzará el color intenso de las hierbas. Otra alternativa es seleccionar un tono de papel y de cinta decorativa que pertenezca a la misma gama de color que las flores para crear una combinación armoniosa.

Consejos extra para envolver regalos de Navidad

  • Decorar a mano un papel de envolver liso dibujando elementos navideños.
  • Añadir fotografías, etiquetas con nombre o adornos personalizados en cada paquete de regalo. Puedes sujetarlos con pequeñas pinzas decorativas.
  • Colocar una tarjeta con un mensaje especial.
  • Opción eco-friendly: envolver los regalos con tela reutilizable o rescatar viejos ovillos de lana de colores para usarlos como cinta decorativa.

Dejar una respuesta