Dicen los aficionados y profesionales de la floricultura y jardinería que hay una cosa por la que todos han pasado en uno u otro momento de su historia: Encontrarse con las rosas de un tal David Austin

En casi todos los espacios de la vida hay un punto de excelencia y, el de los roseros de nivel es esta rosa -objeto de culto y reverencia entre la profesión- en donde se actualiza la estética de los rosales ingleses antiguos, pensando en las necesidades y “obligaciones” de una rosa de hoy.

David Austin nace en el año 1926 en Shropshire, al sur de Inglaterra. Su afición a la horticultura, le lleva a tratar de unir dos mundos bien diferenciados en el universo de las rosas: el de las llamadas antiguas, anteriores a los inicios de los 50 y el de las modernas, con formas y calidades bastante diferenciadas.

Las antiguas -híbridos y creaciones anteriores a los inicios de los años 50- ofrecían más perfume y formas de flor en roseta o de copa ahuecada y con multitud de pétalos, Por su parte, las más modernas poseían un amplio abanico de colorido y capacidad para repetir floración, además de la forma de flor alta centrada de los híbrido de té.

Las hibridaciones de Mr. Austin producen flores con fragancia, resistentes a las enfermedades y con gran capacidad para florecer. El primer fruto de sus esfuerzos aparece en 1961 y se llamó “Constance Spry“. Esta rosa procede del cruce entre una rosa gallica, Belle Isis (Parmentier, 1845) y la floribunda Dainty Maid (LeGrice, 1940). A ésta le siguieron otras como la Chianti, la Tuscany Superb que intentaba superar las deficiencias de su primera creación.

En la década de los 80 se produce el gran salto y las rosas inglesas confirman su identidad. Desde entonces forman ya parte de la Historia de la jardinería. “Graham Thomas” y “Mary Rose” son algunos de los nombre de las creaciones más brillantes de este insigne rosero.

Desde entonces, la popularidad de David Austin y sus rosas ha llegado a todos jardines, ramos y macetas del planeta. Ha sido, sin duda, el obtentor con más influencia de finales del s.XX y principios del s.XXI

Las rosas Austin hoy en día son muy demandadas por los profesionales y el consumidor final. Están muy de moda  para ramos de novia y trabajos de efecto romántico y con cierto toque vintage.

Aunque parezcan muy delicadas son bastante resistentes, tienen una gran duración en condiciones de calor y quedan muy bonitas cuando están bastante abiertas, dando la sensación de ser una rosa de jardín antigua.

 

Rosa Austin Interflora

Dejar una respuesta