El mes de enero marca el final de las fiestas de fin de año y la vuelta a una rutina necesaria y saludable. Sin embargo, a pesar de que aún hace frío en Europa, los días empiezan a ser más largos y la naturaleza recibe este aumento de la luz con alegría. Las flores de enero llegan para alegrar nuestro comienzo de año y para hacernos sentir que la primavera ya no está lejos, aunque no lo parezca. 

¿Sabes qué flores se dan en enero? Pues en Interflora te lo vamos a contar, para que puedas disfrutar de las flores de enero en España. Conoce las flores de invierno y empieza a preparar tu jardín para la llegada de la deseada primavera.

Flores de enero, ¡prolonga la fiesta en tu jardín y prepara San Valentín!

Las fiestas de Navidad y fin de año ya quedan atrás. Sin embargo, aunque la naturaleza sigue dormida, los días empiezan a ampliarse poco a poco y tu jardín puede seguir siendo una fiesta de color con las flores de enero. Si paseas en la naturaleza, podrás ver que hay plantas de invierno que están empezando a florecer, como los romeros, los iris o las aulagas. Si las tienes en tu exterior, los colores azules y amarillos de sus flores prolongarán la alegría hasta la llegada de la primavera. Las pinceladas en tonos rojos y azules vendrán también de los frutos de muchos arbustos y rosales silvestres. Las flores de los eléboros están en su mejor momento y la campanilla de invierno (Galanthus nivalis) empieza a decorar el campo con la alegría de una flor sencilla. 

Los más románticos/as empezarán ya a pensar en ese precioso ramo de rosas u otras flores para San Valentín que regalarán a su media naranja, ya que si no sabes cuáles son las flores de febrero nosotros te lo decimos: ¡las rosas rojas de San Valentín! 

Ramo de rosas rojas

Las plantas que florecen en invierno

Pero volvamos al primer mes del calendario. Aunque el clavel es la flor simbólica del mes de enero, no florece en este mes sino en primavera. Aquí te damos algunos ejemplos de flores de que si lo hacen:

El lirio de invierno

Es una de las flores más tempranas y es muy común en el sur de España. El lirio resistente se oculta bajo tierra en verano para soportar mejor las altas temperaturas y nos ofrece su bella flor azul cuando llega el frío. Esta flor, resistente a las heladas, aparece en solitario o en grupos de 2 a 4 para tapizar los suelos invernales.

El Ranúnculo

La graciosa flor del ranúnculo empieza a asomar cuando el frío empieza a ser menos intenso, y llena las macetas y exteriores de tonos alegres. Su forma, aunque muy variada, recuerda en cierto modo a las flores de los lisianthus, y crea ramos preciosos para regalar durante la época invernal. Estas plantas pueden sobrevivir hasta temperaturas de -10 ºC, aunque necesitan un poco más de calor para florecer.

El Narciso

Ver florecer al narciso es señal de que la primavera está a punto de llegar. Sus flores amarillas en forma de trompeta aparecen a finales de la época invernal y llenan los campos y jardines de luz y de notas soleadas. Estas plantas bulbosas pueden crecer en suelo o en macetas, aunque prefieren el aire libre. Resisten bien el frío, aunque no las temperaturas extremas.

La Westringia fruticosa o romero costero

La pequeña flor de esta planta arbustiva llena los jardines de enero. Muy parecida al romero común, la Westringia fruticosa originaria de Australia posee hojas suaves de color verde grisáceo y flores blancas y azuladas. Se puede cultivar en suelo o en macetas y tolera temperaturas bajas, aunque no deben bajar de los 6 ºC.

La Azalea

Las azaleas pueden florecer en diferentes épocas del año. Algunas lo hacen en invierno, y aunque sus flores, en general, no duran mucho tiempo, son muy bonitas y sus colores muy variados. Es una planta resistente que se puede cultivar en interior o exterior.

El Brezo

Muy decorativo y sencillo, el brezo empieza a florecer en otoño y dura hasta finalizado el invierno. Lo puedes tener en interior o exterior, ya que es resistente y se adapta fácilmente. Los colores del brezo te permitirán crear composiciones muy bonitas en un exterior.

 ¿Qué hacer en un jardín en enero?

Aunque tu jardín o huerto esté todavía en reposo en enero, es el momento de empezar a prepararlo para la primavera. Si vives en una zona fría de España en la que todavía haya heladas, las labores van a ser limitadas. En zonas templadas, puedes empezar a remover la tierra sin vegetación y añadir un abono natural. 
Puedes plantar arbustos y árboles de raíz desnuda como frutales (albaricoque, melocotonero, cerezo, manzano, peral, etc) o almendros.

También puedes empezar a podar tus árboles y arbustos de hoja caduca y las plantas trepadoras, y plantar plantas de temporada otoño-invierno, como las flores de enero que hemos citado antes e incluso pensamientos, ciclamen o prímulas. Puedes disminuir la frecuencia de los riegos en esta temporada y aprovechar para hacer una limpieza general de macizos y parterres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio