En España celebramos el Día de la Madre el primer domingo del mes de mayo. Sin duda, se trata de un día muy especial incluso si, por circunstancias de la vida, debemos pasarlo lejos de ella. Durante esta fiesta, es muy habitual enviar flores a domicilio, ¡el regalo preferido de las mamás! En este artículo te contamos los orígenes del Día de la Madre y los mejores regalos con flores para esta celebración.

El Día de la Madre: historia y orígenes

Los orígenes del Día de la Madre se remontan a la antigüedad. En Grecia, se celebraban importantes festividades en honor a la diosa Rea, considerada la madre de todos los dioses. En Roma, se celebraba la Matronalia a principios de primavera. Una festividad dedicada a Juno Lucina, diosa del parto, la maternidad y la fecundidad, y, por extensión, a las madres de familia.

Con el paso del tiempo, el Día de la Madre acabó desapareciendo al ser considerada una fiesta pagana por el cristianismo y no reapareció hasta el siglo XV, cuando en Inglaterra empieza a celebrarse el Mothering Sunday. El objetivo de esta celebración era que las mujeres tuvieran un día para juntarse y disfrutar de su familia. En Francia, Napoleón hace un llamamiento para instaurar esta tradición en 1806, pero nunca se oficializa.

El Día de la Madre se comienza a celebrar en Estados Unidos a principios del siglo XX por iniciativa de Anna Jarvis. Esta mujer, desconsolada por el fallecimiento de su madre, organizó un homenaje para ella y todas las madres en su ciudad. La propuesta de Jarvis sedujo hasta al presidente Wilson, que en 1914 promulga un decreto para hacer oficiales las celebraciones del Mother’s Day.

El Día de la Madre en España

En España, esta iniciativa estuvo encabezada por un poeta valenciano, Julio Menéndez García, que consideraba primordial que existiera un día en el calendario para homenajear a nuestras madres. La idea fue cobrando fuerza hasta que el 4 de octubre de 1926 se celebró el primer Día de la Madre. En Madrid y otras ciudades del país, aparecieron puestos de ramos de flores para que los niños pudieran regalárselos a sus madres en señal de respeto. 

Dado el éxito de esta primera convocatoria, el concepto fue calando en otras ciudades y el Día de la Madre comenzó a celebrarse el segundo domingo de mayo, al igual que en otros países del mundo. Después de la Guerra Civil, la Iglesia trasladó esta fecha al 8 de diciembre, fiesta de la Virgen de la Inmaculada. Finalmente, en 1965, el Día de la Madre se estableció el primer domingo de mayo, pues mayo es el Mes de la Virgen María.

Día de la Madre 2023: ¿en qué fecha cae?

Como sabes, esta fiesta se celebra en diferentes días en otros países del mundo. En España, las celebraciones del Día de la Madre coinciden este año con el domingo 7 de mayo. Así que, no te despistes y apunta la fecha en el calendario ¿Ya has pensado en posibles regalos para felicitar a tu madre?

¿Cuál es el mejor regalo para el Día de la Madre?

Cada año, los regalos que más triunfan entre las mamás son los ramos de flores, tanto un ramo improvisado con flores silvestres como un ramo artesanal confeccionado por un florista. Los niños de la casa suelen sorprender a su mamá con un regalo hecho a mano, como el clásico collar de macarrones. Otras ideas de regalo muy habituales son las relacionadas con la cocina, la gastronomía, el bienestar, la belleza, la literatura… 

En este momento, la tendencia DIY (Do It Yourself) está de moda. Por eso, te animamos a que des rienda suelta a tu creatividad y sorprendas a tu madre con un regalo hecho por ti. Como sugerencia, puedes confeccionar un ramo de flores secas, su lado auténtico y sofisticado le encantará. También puedes optar por un obsequio más personal e íntimo, como un poema.

¿Qué flores regalar por el Día de la Madre?

Desde que se celebra el Día de la Madre, las flores han sido siempre las protagonistas de este día (justo después de nuestras madres, por supuesto). Como esta celebración coincide con la primavera, en las floristerías podemos encontrar una amplia variedad de flores con las que agasajar a las mujeres de nuestra vida. ¡Toma nota de estas sugerencias y llena su día de flores!

Peonía: una flor muy maternal

La peonía es uno de los regalos preferidos para el Día de la Madre porque su floración se produce durante estos días. Con la exuberancia de sus flores, sus tiernos colores y su embriagadora fragancia, con un ramo de peonías es imposible equivocarse. En el lenguaje de las flores, la peonía representa la protección maternal y la intensidad de las relaciones.

Rosa: la reina de las flores para la mejor mamá

Como reina indiscutible de las flores, la rosa nunca quiere perderse esta cita tan importante en el calendario. Este símbolo del amor, la belleza y la inteligencia femenina es siempre un acierto seguro para todas las mamás. Además, su amplia variedad de colores nos permite matizar nuestro mensaje: rojo para el amor, rosa para la ternura, blanco para el respeto, naranja para la admiración…

Lirio: una flor noble y sentimental

El lirio es una de las flores más habituales en las composiciones florales para celebrar el Día de la Madre. Esta flor simboliza el orgullo, la majestuosidad, la nobleza de los sentimientos y el respeto, además de la admiración y la devoción. En la historia, la flor de lis se atribuía a los reyes y reinas. ¡Esta flor repleta de emociones calará hondo en su corazón!

Orquídea: un clásico entre las madres

En los últimos años, la orquídea se ha convertido en una de las plantas más regaladas en el Día de la Madre, en especial la variedad Phalaenopsis por su belleza y resistencia. Esta flor tan original y decorativa representa la perfección y la gracia femenina. Además de su valor ornamental, la ventaja de una planta como la orquídea es que acompañará a tu madre a lo largo de los años.

Hortensia: unión y cariño

La hortensia es una de las flores favoritas durante estas fechas porque en el lenguaje floral se asocia con el amor filial y la amabilidad. Su tierno mensaje nos permite dar las gracias a nuestra madre por su comprensión y su cariño. En las floristerías encontrarás hortensias tanto en ramos y arreglos florales como en plantas para regalar.

Clavel: un regalo perfecto

El clavel es la flor nacional de nuestro país y, por supuesto, nunca falta en las composiciones florales del Día de la Madre. Esta flor se asocia con el amor puro y sincero, aunque su significado varía en función del color que elijamos. Como homenaje a una madre, recomendamos el blanco, el rosa o el violeta, el color de la mujer.

¿Qué colores elegir para un ramo del Día de la Madre?

Los colores más tradicionales para el Día de la Madre son el blanco, asociado a la sinceridad y el respeto, y el rosa, símbolo de la belleza femenina y la ternura. En general, los ramos y arreglos florales durante estas fechas se llenan de tonalidades pastel. Por supuesto, puedes optar por tonalidades más vivas como el amarillo, el naranja o el rojo, o incluso combinar flores multicolor. Lo importante es que adaptes el ramo a los gustos de tu madre para demostrarle todo tu amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio