En ocasiones, elegir una nueva planta para tu casa resulta una tarea difícil, sobre todo, si es la primera vez que decides adquirir una o has tenido la mala experiencia de ver marchitar alguna. ¡Pero no hay que rendirse! Los beneficios de tener plantas en casa hacen que merezca la pena dedicarles un poco de nuestro tiempo. Desde Interflora hemos elaborado un listado de plantas fáciles de cuidar junto con unos tips básicos para mantenerlas sanas por más tiempo.

7 plantas resistentes de fácil mantenimiento

Si quieres añadir un poco de verde en la decoración de tu hogar, pero no tienes mucho tiempo o te faltan conocimientos, las 7 plantas que te traemos son perfectas para ti: resistentes, preciosas y fáciles de cuidar. Sobrevivirán y llenarán los rincones de tu casa de color, bienestar y armonía.   

  • Anthurium: una planta tropical exótica y diferente, es una de las más resistentes que podemos encontrar. Se caracteriza por sus grandes hojas ovaladas de un verde intenso y la espata roja en forma de corazón que rodea la flor propiamente dicha. Con regarlas una o dos veces a la semana, será suficiente. Lo más importante mantener un ambiente húmedo: pulveriza sus hojas y colócala sobre un platillo con pequeñas piedras con agua.
  • Espatifilo: conocida también como lirio de la paz, destaca por el contraste de sus flores blancas y el verde brillante de sus hojas. Todo son ventajas si te decides por ella: es elegante, de cuidado sencillo y una gran purificadora de aire. Requiere de poca humedad ambiental y luz solar indirecta moderada. Riégala una o dos veces a la semana, o cuando la tierra no esté húmeda.
  • Poto: con tallos que pueden crecer más de 2 metros, es una superviviente nata. Es capaz de tolerar diferentes cantidades de luz, por lo que puedes colocarla en el espacio que prefieras. ¿Cuándo necesita riego?: cuando notes que la capa superior de la tierra se ha secado y listo.
  • Calathea: perfecta para principiantes, es una planta decorativa ideal gracias al llamativo sus grades hojas bicolores. Para mantenerla sana durante mucho tiempo, colócala en un lugar con humedad y con luz solar indirecta. Al igual que el poto, si la tierra de la maceta está seca, es momento de regar.
  • Planta del dinero: además de traernos suerte, es un gran elemento decorativo en nuestro hogar. Una planta colgante que podrás colocar en una estantería o del techo para lucir el efecto cascada de sus largos tallos con pequeñas hojas dentadas. Colócala en un espacio luminoso con luz solar indirecta y riégala una vez a la semana en verano y cada 15 días en invierno.
  • Bromelia: existen diversos tipos de bromelias, siendo la variedad Vriesea la más fácil de cuidar. Es una planta tropical, por lo que necesita un espacio bien iluminado, pero no luz solar directa, y riego moderado sin que llegue a encharcar la tierra.
  • Suculentas: con una gran cantidad de variedades de donde elegir, pueden crecer tanto en el interior o exterior de nuestro hogar. Su mantenimiento se resume en poca agua y mucha luz: riego de una vez cada 15 días con drenaje, ya que el exceso de agua es fatal para las suculentas, y luz solar indirecta.

Aspectos básicos en el cuidado de plantas de interior

Si tienes en cuenta estos 5 factores básicos, ¡no habrá planta que se te resista! Lo más importante es que observes el desarrollo de tu planta; ampliarás conocimientos y comprenderás mejor sus necesidades.

  • Luz: la falta de luz es una de las causas más frecuentes en el cuidado de las plantas. Si las hojas amarillean, cámbiala a un lugar más iluminado. Si, por el contrario, observas que las hojas se han quemado, es probable que haya estado expuesta a luz solar directa.
  • Temperatura: la temperatura media ideal para las plantas de interior está entre los 15 y 20 °C. Evita los cambios bruscos de temperatura, ya que pueden provocar desequilibrios en su desarrollo.
  • Riego: la falta o el exceso de agua es otra de las causas principales en el deterioro de una planta. Observa la tierra: si está seca, es tiempo de regar.
  • Abono: agrega el fertilizante más adecuado para tu planta de forma periódica para favorecer su crecimiento saludable.
  • Limpieza: mimar tu planta limpiando el polvo acumulado en sus hojas, además de retirar las hojas secas o marchitas, favorecerá de forma considerable su desarrollo.

Dejar una respuesta