Cosas de floresVivir con flores

Historias de mujeres que trabajan II

7 marzo, 2013 No hay comentarios

Azucena empieza una nueva aventura profesional y Margarita se prepara para ser mejor pedagoga. El día 8 de marzo volveremos a recordar el esfuerzo y el trabajo de las mujeres y su voluntad de aportar a la sociedad su particular granito de arena.

Nosotros, desde Interflora lo queremos celebrar como mejor sabemos, ofreciendo a cada una su flor. Un arreglo floral que nos devuelva una sonrisa.

¿Nos ayudas a elegir?

Flores para Azucena, 38 años, futura emprendedora

 

A Azucena le acaban de decir que se ha quedado sin trabajo. Lo primero que ha hecho ha sido respirar profundamente. Inmediatamente después,  ha dicho que se iba a buscar a sus hijos al colegio, dejando a su jefe con la palabra en la boca. Ha tomado el camino más largo, el que pasa por el parque y allí, en el kiosko que tanto le gusta, al lado del lago, se ha sentado en una de las mesas de la terraza del bar.

Son las doce de la mañana y Azucena disfruta del extraño lujo de tomar tranquilamente un café a una hora escandalosamente laboral. Prefiere no pensar en nada para no tener que darse cuenta del abismo al que se enfrenta.

Más tarde, cuando llegue a su casa empezará a planificar las cosas. Ahora que tiene que volver a empezar, hay una idea que no deja de rondarle en la cabeza: Quiero tener mi propia empresa. Quiero ser, en la medida de lo posible, dueña de mis horas.

Hoy Azucena empieza su nueva aventura profesional. De momento, solo hay un camino y ése va hacia delante. Y para que no se le olvide, recuérdaselo con unas flores el día 8 de marzo.

Flores para Margarita, 32 años, maestra de educación infantil

 

 

La clase de Margarita tiene cuarenta niños. Los más pequeños tienen dos años y es complicado tenerlos controlados. Hoy además, como hacía frío no han podido salir al patio, por lo que ha tenido que inventarse mil maneras de tenerlos tranquilos dentro del aula.

Cuando llega a su casa, está ya agotada. Aún así ha conseguido preparar la cena y bañar a sus hijos antes de sentarse delante de su ordenador. Mañana tiene un examen. Le faltan pocas asignaturas para acabar su máster.  Concentrarse no es fácil pero se intenta.

_ “¿Será posible que yo pueda aprobar este examen mañana?”. Se pregunta.

El día 8 de marzo apoyamos el trabajo de todas aquellas mujeres que, como Margarita, se esfuerzan por estar más preparadas para alcanzar nuevas metas profesionales. Y como estas cosas hay que decirla, dilas, ¿Porqué no?, con flores.

Dejar una respuesta