Aunque muchas personas (¡incluso las más aficionadas a la jardinería!) piensan que se trata de una misión imposible y dan por perdida su planta en cuanto pierde las primeras hojas, en este artículo te demostramos que hacer florecer una flor de Pascua no es tan complicado como parece. ¡Solo necesitas seguir los cuidados adecuados! Además, te contamos una técnica infalible para que tu poinsettia florezca la siguiente Navidad. ¡No te la pierdas!

La flor de Pascua: una planta con fama de delicada

La poinsettia o flor de Pascua es una planta tropical originaria de México. Quizás por ese motivo, se considera una especie bastante delicada y difícil de cuidar. Lo que muchas personas desconocen es que esta planta tan navideña es en realidad un arbusto que crece de manera silvestre en todo el país. La conclusión que sacamos es que, con unos simples cuidados básicos, tu poinsettia puede volver a deslumbrar en la siguiente Navidad. 

Cuidar la flor de Pascua después de Navidad

¿Sabías que la mayoría de poinsettias muere después de la Navidad? Esto se debe, en general, a la falta de humedad o a un riego excesivo, pero es una planta que puede sobrevivir perfectamente durante todo el año con los cuidados necesarios. A nosotros nos parece que es una pena dejarla morir, sobre todo si se trata de un regalo de alguien especial. ¡Descubre cómo cuidar tu planta después de Navidad!

Flor de pascua después de Navidad

Consejos para que la flor de Pascua vuelva a florecer

La técnica infalible para que las brácteas de tu flor de Pascua puedan brotar de nuevo es imitar las condiciones que se dan en Centroamérica durante el invierno, de donde son originarias estas plantas. Después de la Navidad, las poinsettias entran en reposo y pierden todas sus hojas, por lo que debemos procurarles una serie de cuidados y reproducir las condiciones de su hábitat natural para que florezca en la temporada siguiente. 

La poda

Cuando a tu poinsettia se le caigan todas las brácteas de color rojo, es muy importante que podes sus ramas hasta una longitud de unos 10 cm. En primavera, la puedes trasplantar a otra maceta con un sustrato rico en nutrientes y utilizar fertilizantes con hierro y fósforo.

La temperatura 

La flor de Pascua es una de esas plantas que entran en reposo después de la temporada navideña. Durante este periodo, necesitará estar situada en un lugar fresco de la casa, alejada de la calefacción y las corrientes.

El riego

La poinsettia no necesita demasiada agua porque crece en suelos bien drenados. Bastará con no regar a menudo pero sí mantener unas buenas condiciones de humedad.

La luz

Si ya has intentado reflorecer tu poinsettia de un año para otro y no has logrado que sus características brácteas rojas vuelvan a desarrollarse, ¡no tires la toalla! ¡Aún hay esperanza! Quizás estás pasando por alto un detalle muy importante para estas plantas: la luz.

Durante el otoño, las poinsettias necesitan estar en la más absoluta oscuridad y recibir luz únicamente durante ocho horas al día. Este es, sin duda, el consejo más importante para que las hojas rojas de tu planta vuelvan a salir

. Para recrear estas condiciones e incentivar su floración, puedes taparla con un paño o una caja, o colocarla en una habitación a oscuras durante al menos 12 horas al día.

Si sigues estos consejos, las hojas volverán a florecer de nuevo. Cuando esto ocurra, será el momento de interrumpir este proceso y colocarla en el lugar que más te guste para disfrutar de su belleza otra Navidad más. No olvides tomar nota de todos sus cuidados básicos para darle todo lo que necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio