Los lirios o Lilium son plantas elegantes y muy estéticas que tienen la ventaja de ser fáciles de cuidar. Su amplia variedad de especies y su aroma inconfundible las hace perfectas para decorar interiores o jardines. Además, por su simbología y su belleza son también protagonistas de los ramos de flores más hermosos y refinados. Si quieres saber cómo cuidar los lirios, ya sea en maceta o en ramo, aquí te explicamos los principales cuidados de estas plantas, su cultivo, su riego y cómo mantener más tiempo los lirios frescos. Con Interflora, el cuidado de tus lirios será un verdadero placer.

¿Cómo cuidar tu ramo de lirios?

Hay tantas variedades y colores de lirio o Iris que no es raro encontrarlos en ramos preciosos, ideales para muchas ocasiones. Si has recibido un ramo como regalo tienes que saber varias cosas. Lo primero es que tienes una gran suerte, el lirio transmite los sentimientos más puros y además es perfecto para decoración, por su gran tamaño y su aroma intenso. Si no eres experto en los cuidados de un ramo de lirios, y quieres saber qué hacer para que se conserve radiante más tiempo, aquí te damos unas pautas para que sepas cómo mantener más tiempo los lirios frescos:

  • Llena tu florero con agua limpia a temperatura ambiente.
  • Puedes comprar conservante en una jardinería y ponerlo en el agua para alimentar las flores. Si no, una aspirina o unas gotitas de zumo de limón aumentarán la acidez del agua y propiciarán su correcta absorción.
  • Corta 2 o 3 cm del tallo en diagonal con un cuchillo y asegúrate de que las hojas no están en contacto con el agua para que no se pudran. Si es el caso, retiralas y deja solo la flor.
  • Coloca el jarrón en un lugar luminoso y si es posible expuesto a los rayos solares, pero lejos de corrientes de aire.
  • Cambia el agua del florero cada 2 o 3 días y limpia el recipiente con esmero para que no se acumulen las bacterias, que podrían atacar a la flor. Añade de nuevo el conservante o una aspirina.
  • No coloques los lirios cerca de un frutero, ya que la fruta emite etileno, un gas que puede provocar que tus flores se marchiten rápidamente.

Tienes que saber que el polen de los lilium mancha la ropa. Si esto llega a pasarte no intentes eliminar la mancha con agua porque el polen se extendería. Utiliza un trocito de cinta adhesiva para quitarlo y verás cómo se va sin problemas.

¿Cómo cultivar y cuidar los lirios en maceta?

El Lilium es una planta bulbosa de hojas perennes, aunque algunas especies tienen rizomas. Florece en primavera y sus flores duran todo el verano, lo que las hace perfectas para jardines y exteriores. Del mismo modo, los lirios en maceta son muy corrientes en nuestros interiores, ya que son plantas que requieren un cultivo y unos cuidados muy básicos.

Para cultivar lirios en maceta o en jardín tienes que conocer sus necesidades esenciales:

  • Exposición y temperaturas: a los lirios les gusta la luz y el sol. Los puedes plantar en zonas expuestas directamente al sol o entre sol y sombra. En general, los lirios aprecian las temperaturas suaves, aunque aguantan el frío.
  • Suelo y fertilizante para lirios: elige tierra bien drenada para su cultivo. Puedes utilizar la tierra normal de jardín que sea calcárea y arcillosa. Aunque estas plantas no requieren mucho abono, añade un fertilizante para lirios orgánico-mineral al agua de riego y renuévalo 2 veces al año. Evita en lo posible los fertilizantes con demasiado nitrógeno.
  • Riego: el lirio no necesita un riego intenso. Debes regarlo cuando sientas que el sustrato está seco. Se puede regar una vez por semana en primavera, otoño e invierno y dos veces por semana cuando hace calor. 

Los bulbos del lirio se plantan en primavera. Los tienes que enterrar a entre 8 y 10 cm de profundidad y regarlos una primera vez, mojando toda la zona que rodea el bulbo sin encharcarla. Coloca tu maceta cerca de una ventana donde reciba los rayos del sol y vigila que no se seque la tierra. Verás crecer tu planta poco a poco.

Ahora que ya sabes cómo hacer para que florezcan los lirios, te vamos a dar unas pistas para que sepas cuidarlos y conseguir que sus plantas te regalen bellas flores.

Cuidados esenciales de los lirios en maceta para su floración

Los lirios en maceta requieren unos cuidados básicos para su floración:

  • Mantenlos a una temperatura de entre 15 y 20 ºC. Si puedes, ponlos al lado de la ventana para que puedan disfrutar de los rayos del sol y cerca de la calefacción.  
  • Mantén su tierra húmeda, pero no demasiado, y asegúrate de que la maceta tiene un agujero lo suficientemente grande como para que no se pudran sus raíces. 
  • Lo mejor es utilizar agua de lluvia para regar los lirios. En todo caso, no utilices agua dura. Si puedes, deja reposar el agua del grifo toda una noche antes de regar con ella tus lirios.
  • Limpia sus hojas muertas o sus flores marchitas y pódala una vez al año, de preferencia en otoño, una vez que se hayan marchitado sus flores. Debes cortar sus tallos a la altura de las primeras hojas por debajo de las flores. Si es necesario, retira las flores muertas del lirio con unas tijeras de podado ligeras durante la temporada de florecimiento
  • Saber cuándo trasplantar los lirios es importante. Se debe hacer cada dos años más o menos. Una vez que haya finalizado la floración y que la planta se haya puesto amarillenta, dejaremos de regarla para que se seque de manera natural. Cuando esté seca, se pueden desenterrar los bulbos y guardarlos en un lugar oscuro hasta la primavera, momento en el que volveremos a plantarlos.
  • Para evitar enfermedades en tu planta no dejes que sus raíces estén muy húmedas. Pon tu planta al aire libre de vez en cuando, evitando las corrientes de aire. Evita el riego excesivo de la planta y controla también la humedad ambiente.

Interflora te propone toda una gama de ramos de lirios que seguro sabrán conquistar a los que las reciban. Elige el que más te guste y llámanos o haz tu pedido online. Nosotros nos encargamos de su entrega a domicilio en menos de 24h, con la garantía de calidad y frescura que caracteriza al nº1 de la entrega de flores a domicilio. Con Interflora, díselo con flores. 

Dejar una respuesta