Los poemas para las madres que copiabas en una tarjeta especial para el Día de la Madre, cuando eras niño/a, eran un detalle muy emotivo que no tiene por qué perderse siendo adulto. Si regalar un poema para el Día de la Madre te parece un detalle original, pero no estás muy inspirado, ¡este artículo está hecho para ti! En Interflora hemos seleccionado los poemas para dedicar a las madres más conmovedores, para que, tengas la edad que tengas, sigas diciendo a tu madre lo mucho que la quieres como cuando eras pequeño/a. Si te preguntas qué poema le puedo decir a mi mamá para su día especial, ¡toma nota! En Interflora sabemos decirlo con flores… ¡y con poesía!

Poemas cortos para el Día de la Madre

Unas pocas frases bastan para decirle a tu madre lo mucho que la quieres y agradecerle todos los esfuerzos y el tiempo que siempre te ha dedicado. Si entre las felicitaciones para el Día de Madre, quieres incluir poesía, toma nota de estos poemas cortos y dedícaselos a una mujer única en el mundo: tu madre.

Una madre y una hija (Anónimo)

“Hoy quiero agradecerte que estés en mi vida.
Gracias por ser mi madre, gracias por ser mi amiga.
Una palabra tuya y las nubes se disipan.
No lo dudo, eso es magia, es la magia de la vida.
Mírame en este día, madre, tu sonrisa me domina,
sigo siendo esa niña que junto a ti dormía,
sintiendo tu cálida mano, sintiendo que me querías.
Lo mismo que siente mi hija cuando busca mi compañía.”

Renacimiento (Antonio Machado)

“Galerías del alma... ¡El alma niña!

Su clara luz risueña;
y la pequeña historia,
y la alegría de la vida nueva...

¡Ah, volver a nacer, y andar camino,
ya recobrada la perdida senda!

Y volver a sentir en nuestra mano
aquel latido de la mano buena
de nuestra madre... Y caminar en sueños
por amor de la mano que nos lleva.”
Poemas para las madres

Poemas un poco más largos para dedicar a las madres

Si quieres poemas para madres un poco más largos, para acompañar tus ramos de flores para el Día de la Madre, aquí te damos algunos ejemplos de poesías cuyos autores han sabido plasmar con palabras un sentimiento universal y único:

Dulzura (Gabriela Mistral)

“Madrecita mía,
madrecita tierna,
déjame decirte
dulzuras extremas.

Es tuyo mi cuerpo
que juntaste en ramo;
deja revolverlo
sobre tu regazo.

Juega tú a ser hoja
y yo a ser rocío:
y en tus brazos locos
tenme suspendido.

Madrecita mía,
todito mi mundo
déjame decirte
los cariños sumos.”

Enseñarás (Teresa de Calcuta)

“Enseñarás a volar...
pero no volarán tu vuelo.

Enseñarás a soñar...
pero no soñarán tus sueños.

Enseñarás a vivir...
pero no vivirán tu vida.

Enseñarás a cantar...
pero no cantarán tu canción.

Enseñarás a pensar...
pero no pensarán como tú.

Pero sabrás
que cada vez que ellos vuelen, sueñen,
vivan, canten y piensen,
¡estará en ellos la semilla
del camino enseñado y aprendido!”
ideas de poemas para madres

Poemas llenos de humor para el Día de la Madre

Las madres nos regalan su alegría y buen humor cada día. Por eso, si quieres poemas para el Día de la Madre llenos de humor, aquí te damos algunos ejemplos:

Cuando sea grande (Álvaro Yunque)

“Mamá: cuando sea grande
voy a hacer una escalera
tan alta que llegue al cielo
para ir a coger estrellas.

Me llenaré los bolsillos
de estrellas y de cometas,
y bajaré a repartirlos
a los chicos de la escuela.

Para ti voy a traerte,
mamita, la luna llena,
para que alumbre la casa
sin gastar en luz eléctrica.”

Mi regalo para mamá (Juan Guinea Díaz)

“Le regalo a mi mamá
una sonrisa de plata
que es la que alumbra mi cara
cuando la noche me tapa.

Le regalo a mi mamá
una caperuza roja
por contarme tantas veces
el cuento que se me antoja

Le regalo a mi mamá
una colonia fresquita
por no soltarme la mano
cuando me duele la tripita.

Le regalo a mi mamá
una armadura amarilla
que la proteja del monstruo
que espanta en mis pesadillas.

Le regalo a mi mamá
el lenguaje de los duendes
por entender lo que digo
cuando nadie más lo entiende.

Le regalo a mi mamá
una chistera de mago
en la que quepan mis besos
envueltos para regalo.”
Poemas de amor para madres

Poemas para madres con olor a flores 

Las flores siempre han estado presentes en los poemas para madres más elegantes y hermosos. ¡Toma nota de algunos y haz feliz a tu madre!: 

Poema a mi madre (Anónimo)

“Madre, eres la flor
que ha nacido en mi jardín
más hermosa que un jazmín
por tu maravilloso color.
Te recuerdo con amor
porque para mí has sido,
del mundo lo más querido
de mi vida, la más hermosa,
la más bella de las rosas
de mi jardín florecido.”

Duermevela (Oscar Jara Ayócar)

“En sus brazos me anida
y yo cierro los ojos
escuchando el arrullo
con un lirio en reposo.

Su mirada soñando
en el aire y el cielo:
duermevela de alas
en su suave convierto.

Es un roce de ángel
que desciende a mi frente:
es tu amor, madrecita,
que velando me duerme.”

Poesías infantiles para mamás, ¡el mejor presente para el Día de la Madre!

Si, como padre, estás buscando un poema bonito para que tus hijos se lo puedan regalar su madre para el Día de la Madre, o si eres un/a profesor/a que organiza el detalle de los más pequeños a sus mamás, ¡estas poesías infantiles son para ti!: 

A mi mamá (A.D.Figueroa)

“He aprendido mamita mía,
que dos y dos son cuatro.
¿Cuánto es un millón de besos
con dos millones de abrazos?

Eso es lo que quiero darte
pero yo no sé contar.
Voy a empezar a abrazarte
pero lleva tú la cuenta mamá.”

Mi madre, mi ángel guardián (Aracely Abundis)

“Cinco letras tiene un ángel,
que me cuidó en su vientre,
me llevó por mil caminos,
me enseñó a ser valiente.

Todas las mañanas
sueño al despertar
que del cielo un ángel
me viene a besar.

Al abrir los ojos
miro donde está
y en el mismo sitio
veo a mi mamá.”

Mañanitas a mamá (Anónimo)

“Muy temprano en la mañana,
antes que saliera el sol,
desperté porque dormido
ya cantaba esta canción,
que haya música en tu día,
florecitas, luz y sol,
y que sepas que te quiero,
con todo mi corazón.”

¿Cómo escribir un poema para el Día de la Madre?

Si no has encontrado la inspiración en estos poemas para madres, siempre puedes recurrir a tu alma de poeta o de niño para escribir una bonita y simple poesía a tu mamá. Para ayudarte en esta bella tarea, aquí te vamos a dar unos consejos para escribir un poema para el Día de la Madre:

  • Ante todo, y esto es lo más importante, tienes que ser sincero y dejar que tus emociones hablen por ti. Tu mamá es sin duda la persona que más te quiere en este mundo, y nunca juzgará tu estilo ni la calidad de tu poesía, pero apreciará la sinceridad de tus palabras.
  • Define el estilo de tu poema: en verso o en prosa.
    La prosa es mucho más libre, por lo que es más fácil y accesible: no es necesario utilizar rimas, ni largos o números de estrofas determinados en tus frases.
    En cambio, si tienes alma de poeta y te sientes inspirado, intenta escribir un poema para madres en verso. Es más rítmico y estilizado que la prosa y su aspecto, más tradicional, tiene un encanto indiscutible. 
  • Elige un tema o una idea determinada. Esto te permitirá no dispersarte y evitará que utilices demasiadas ideas diferentes en tu escritura que compliquen la lectura.
  • Lee poesía, consulta poetas que te gusten y observa cómo utilizan los versos, las estrofas o las rimas, así como el tratamiento de los temas relacionados con el tuyo. No se trata de copiar otro poema, sino de encontrar tu propio estilo con ayuda de lo ya publicado.
  • Deja volar tu imaginación y abre tu corazón, tu mamá sabrá apreciarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio