Si quieres sentirte mejor puedes utilizar la energía de las flores para crear espacios y ambientes que provocarán en tí y en los demás una sensación de bienestar y alegría.

¡Utiliza arreglos florales para estimular los sentidos!

El ramo del bienestar:


Para crear un entorno que facilite una sensación de bienestar y equilibrio prepara o compra un ramos o ramos de flores donde el amarillo sea el color principal. El amarillo representa el sol, y provoca energía vital y salud. Añade un toque verde para atraer la energía saludable de la naturaleza. Unas flores blancas proyectarán serenidad.

Una vez elegido el color de tu ramo busca el contenedor más adecuado: debe ser redondo en terracota, madera o bambú para recrear un efecto de arraigo y equilibrio.

La forma del arreglo debe ser redondeada con el contenedor cubierto por las flores. El sitio ideal donde colocar este ramo de bienestar será el salón. Allí ayudará, sin duda, a crear un ambiente relajante para toda la familia.

Un motivo más para regalar flores: regala bienestar y equilibrio de cuerpo y espíritu.

Dejar una respuesta