Interflora Academy

El olor de dias felices: Aroma de hierba, sabor de gin-tonic

19 septiembre, 2012 3 Comentarios

 

Dicen que el olor desata la memoria. “El aroma de Heno de Pravia” como decía un popular anuncio en los años 60, ha acompañado la memoria de varias generaciones españolas, reclamando imágenes de infancia y de días felices. ¿Qué potente esencia puede rescatar tales imágenes y sentimientos?

Corría el año 1903. D. Salvador Echandia Gal, dueño y fundador de la Casa Gal emprende un viaje a Asturias que va a cambiar el destino de su compañía. Paseando por la localidad de Pravia percibe el aroma a hierba recién cortada y decide crear un jabón que reprodujera ese olor dulce a heno fresco: Heno de Pravia. Para recrear la sensación de verdes y frescas campiñas recién segadas encuentra, curiosamente, una planta tropical: La cumarina, un producto derivado principalmente del haba tonka.

 

El haba tonka es una semilla que produce un árbol tropical que se puede encontrar en las regiones amazónicas. En las culturas de la zona, esta semilla oscura y de textura rugosa tiene un valor mágico religioso y se usa como talismán con el que se hacen collares y otros adornos rituales. Se cosecha cada dos años. Una vez que la semilla se ha secado al sol se madura, dejándola macerar en alcohol de 65º durante un día completo. Cuando se seca, aparecen unos cristalitos blancos en la corteza que son la cumarina propiamente dicha.

El aroma dulce y avainillado del haba tonca es ideal para perfumar el tabaco de pipa. También es una especia muy apreciada en la cocina, como sustituto de la vainilla y puede utilizarse tanto en platos dulces como salados ( especialmente arroces y pescados o carnes muy grasas como el pato). Al igual que la nuez moscada debe ser usada con precaución. Uno de los maridajes más exitosos y populares es añadir un poco de haba tonka a un postre de chocolate, aportando un sabor almendrado-avainillado que hacen gloriosa la combinación. Se puede, asimismo, usar para el mazapán pero hay que manejar muy bien la dosis para lograr que añada sólo un toque almendrado. También animará los postres de frutas exóticas como el coco, o dará un exquisito acento a melocotones, albaricoques o cerezas; pero sobre todo, resulta el mejor sustituto de la vainilla para hacer crema pastelera, pannacotta o helados. Si eres sibarita y vas de gin-tonic, el tonka-tonic dará alas a tu ginebra.

¡Ojo!, tan espléndido aroma tiene su parte más venenosa, aunque como nos decía el maestro Paracelso, “nada es veneno, todo es veneno: sólo depende de la dosis”. Tanto el haba tonka como la cumarina tienen propiedades anticoagulantes bastante fuertes. Se utilizan en farmacia, pero también en otros productos no tan medicinales como el matarratas. Incluso, su uso como aditivo alimentario está prohibido en EE.UU desde 1953. La cumarina en alta concentración también puede causar naúseas, vómitos o incluso inducir un estado depresivo agudo en algunas personas.

 

Fragancias y memorias

Pero dejémonos de disgresiones gastronómico-medicinales y volvamos a nuestros aromas y memorias.

La cumarina entró a formar parte de la paleta perfumística en 1882 gracias a Paul Parquet, quien la usó en una concentración del 10% junto con lavanda, geranio y musgo de roble para recrear el aroma-fantasía de helecho, en el perfume homónimo Fougére de Houbigant, dando origen a una de las principales familias perfumísticas modernas: la fougére (helecho). Tres años después era de nuevo usada en el mítico perfume Jicky de Guerlain. Heno de Pravia deriva de esa idea original de Paul Parquet.

La nota de cumarina se sigue utilizando hoy en bastantes perfumes. Si buscas una fragancia con notas cálidas de tabaco y con un tono muy rico herbáceo y de ciruela, tan característica del haba tonka y de la cumarina, aquí tienes algunas marcas que no te defraudarán:

Jicky, Shalimar, Shalimar Parfum Initiale, Habit Rouge, Chamade, Tonka Imperiale todos de Guerlain; Pour un Homme de Caron, Dior Addict, Dior Homme Intense, Farenheit de Dior, Angel de Thierry Mugler, Brit de Burberry, Coco de Chanel, Coco Mademoiselle de Chanel, Venezia vintage de Laura Biagiotti, Tobacco Vanille Private Blend de Tom Ford, Fumerie Turque de Serge Lutens, Ninfeo Mio de Annick Goutal, Fieno de Santa Maria Novella y por supuesto  Heno de Pravia.

Join the discussion 3 Comentarios

  • VIVO EN MEDELLIN ME ENCATARIA SABER DÒNDE LO PUEDO COMPRAR AQUI?

    • Interflora dice:

      Hola Ofelia,
      La verdad es que Heno de Pravia es una marca que a casi todos los españoles nos resulta muy familiar. Pero, es verdad que es difícil de encontrar fuera de España. Te diría que buscases en Internet porque existen varias tiendas online que ofrecen tanto la colonia como el jabón y otros productos. Te agradecemos que nos hagas llegar tus comentarios. Nos gusta saber tu opinión. Un saludo.

  • Michael Moriarty dice:

    Me encanta Heno de Pravia jabon. Yo lo usaba en El Peru y estoy pensando en conseguir algunas barras aqui en Canada. Parece ser de que yo puedo comprar a traves de Amazon.ca

Dejar una respuesta