Cosas de floresInterflora Academy

60 primaveras: Así nacimos

13 octubre, 2011 No hay comentarios

En los albores del siglo XX un florista de Colorado (EEUU) recibió un encargo para enviar un ramo a una dirección en Michigan. El problema era que las flores no aguantarían un viaje en tren de cuatro días. ¿Qué hacer?. El florista de Denver agarró su sombrero y se fue a la oficina del telégrafo. Allí envió un telegrama a un colega que tenía su negocio en Michigan y a quien le pidió que sirviese ése pedido en su nombre. Y salió todo tan bien, que la historia trascendió.

Corría el mes de agosto de 1910 cuando John Valentine, florista y abogado, reunió, en la ciudad norteamericana de Denver, a catorce colegas llegados de diferentes partes del país. Allí sellan un acuerdo para servir flores frescas en el mismo día y en localidades distantes, comunicándose entre sí y enviando los pedidos por telegramas. La empresa recibe un nombre que ya desde el principio, vincula su actividad a la tecnología: Florists’ Telegraph Delivery o FTD Inc.

La empresa funciona tan bien que cuatro años más tarde la compañía empieza a servir pedidos de flores a otros países y cambia su nombre por el de Florist’s Transworld Delivery . Es entonces cuando se coloca la imagen del dios Mercurio como parte de su logotipo. Un mensajero portador de buenos sentimientos que distribuye flores alrededor del mundo.

Y así es como nace la Interflora de hoy. Gracias al telégrafo. Nuestra historia es un claro ejemplo de como la tecnología se puede poner al servicio de la comunicación y de las flores……

La historia “salta el charco” y continua en Europa pero eso lo dejamos para el siguiente capítulo.

Dejar una respuesta