Arte y arreglos floralesInterflora Academy

¿Gladiolos rojos o clavelitos blancos?

8 octubre, 2012 No hay comentarios

Dentro de pocos días celebramos la fiesta del Pilar y el santo de las Pilares, Pilaricas y Pilis.

Pilar es un nombre propio principalmente femenino, aunque en Aragón también se usa para los varones. Su origen está en el vocablo latino “pila” que viene a significar es “Aquella que es el pilar o soporte para los suyos“. En España es un nombre bastante conocido y hace referencia a la Virgen del Pilar.

La festividad celebra la aparición de la Virgen “en carne mortal” y posada sobre un pilar, al Apóstol Santiago. Fue en Zaragoza en el año 40 dC. En ese mismo lugar se edificó una capilla que con los siglos se fue convirtiendo en un verdadero centro de la cristiandad.

La Virgen del Pilar que se venera en su basílica es una talla en madera dorada de 38 centímetros de altura. Se trata de una escultura de estilo gótico tardío que el imaginero de Daroca, Juan de la Huerta realizó hacia 1435.

Esta pequeña talla se posa sobre la Santa Columna que está hecha de jaspe y que mide 1,70 cms. Dice la tradición que es la misma columna en la que se posó la Virgen cuando se apareció a Santiago. De este pilar toma la Virgen su nombre y las Pilares el suyo.

Uno de los elementos más significativos de la Patrona de Aragón es su manto, que cubre el pilar donde se apoya la imagen en las festividades de la Virgen. Es tradición que los niños aragoneses sean presentados a la Virgen antes de convertirse en adolescentes y sean “pasados bajo el manto”.

Las Fiestas del Pilar son las fiestas de Zaragoza y la ciudad se engalana para celebrar a su patrona. Sin duda, uno de los actos más bonitos es el la ofrenda floral, ritual que se remonta al siglo XIX.

La ofrenda tiene lugar el dia 12 de octubre a partir de las 7:30 de la mañana, y suele terminar alrededor de las 17 horas. Las personas recorren algunas de las calles más importantes de la ciudad con ramos de flores, ataviados con los trajes típicos de Aragón y de otras regiones de España -y, en los últimos años, de diferentes partes del mundo- hasta llegar a la Plaza del Pilar, donde una imagen de la Virgen ha sido colocada en lo alto de una gran estructura de metal; en esta estructura se sujetan las flores, colocando las de colores en la parte baja y formando en la parte superior el manto de la Virgen con claveles y gladiolos blancos.

La ofrenda atrae a cientos de miles de personas. Fue en 1999 cuando el cineasta Bigas Luna sugirió  colocar la imagen de la Virgen en la plaza para poder así alojar todos los ramos y flores que iban llegando.

 

El manto de la discordia

Hemos oído que este año la Virgen del Pilar va a cambiar su tradicional manto blanco por otro de flores rojas. Esta innovación ha causado gran revuelo en el gremio de los floristas de la ciudad.

Resulta que durante los últimos 25 años el manto de la Virgen se confeccionaba con claveles y gladiolos blancos. Este año, sin embargo, se pensó que un cambio de look no le vendría mal al manto. Primero se pensó que  fuera multicolor pero, al final, se optó por el rojo. El problema surge con la Cruz de Lorena, tradicionalmente roja, que el Consistorio quería que este año que fuese blanca. Tras encendidas negociaciones y discusiones, floristas y autoridades llegaron al acuerdo de incrustar un medallón blanco donde se colocaría la cruz roja.

El cambio de color del manto tiene, sin embargo, otras implicaciones. Resulta que el stock de gladiolo rojo no va a resultar suficiente para cubrir las necesidades de la Ofrenda y han tenido que recurrir a última hora a proveedores holandeses, ecuatorianos y colombianos, con el consiguiente encarecimiento de la mercancía. Va a resultar que hasta el Manto del Pilar nos va a salir más caro este año. ¡Todo sea por la innovación!

Nosotros no mantenemos al margen de la polémica de los mantos, pero lo que si queremos es desear a las y los Pilares que pasen un muy feliz día de su patrona.

Si tienes una Pilar en tu vida no te olvides de la onomástica y, como en la ofrenda zaragozana, envíales tus flores. Sean gladiolos rojos o claveles blancos estamos seguros de que serán bien recibidos.

Siguiente publicación

Dejar una respuesta